Pin It

La UPP vuelve a activar el corredor Coruña-Plasencia 25 años después

estadio placentino | jueves, julio 13, 2017 | 0 comentarios

Luismi, segundo por la izquierda, y Alberto Sánchez, segundo por la derecha,
en la foto de fichajes del Fabril de Segunda B esta pretemporada.
Juan Carlos Ramos (Hoy) / Han pasado ya muchos años desde que Paco Melo hiciera de avanzadilla para el fútbol placentino en tierras gallegas. A pesar de que su vinculación a Galicia como jugador se limitara a ejercer como visitante –ya fuera en el Real Valladolid o en el Atlético de Madrid-, su conexión como entrenador fue directa y muy significativa. Tras lograr el ascenso con la UP Plasencia a Segunda B en 1987 y dirigir al equipo durante dos temporada en la categoría de bronce, el Deportivo de la Coruña reclutó al placentino para hacerse cargo del fútbol base blanquiazul.

Primero como entrenador del juvenil y luego del Fabril –filial deportivista-, Paco Melo se fijó en la prolífica cantera unionista para incorporar a sus mejores valores. Llegaron Juanma Barbero –tío del último pichichi de Tercera División- y los hermanos Mariano y Manolo Hoyas de la Cruz.

Fueron los mellizos los que tuvieron una carrera más prolífica vistiendo la elástica deportivista, ya que Juanma Barbero decidió al poco fichar por el filial del Atlético de Madrid. En el caso de Mariano, su relación con el Deportivo duró hasta 1994, con el que disputó más de 50 partidos en Primera División en la época del Superdepor.

Desde aquella fructífera asociación han pasado más de dos décadas. En ese intervalo, Paco Melo llegó a ser segundo de Jabo Irureta en el Deportivo de la Coruña durante siete años, en los que llegaron ganar Liga y Copa. Sin embargo, ningún otro canterano unionista llegó a Riazor.

Los últimos valores placentinos emprendieron camino de Málaga, Betis, Valencia, Sevilla, Villarreal, Zaragoza o Alavés, pero no del Deportivo. Ahora, con la revitalización de las categorías inferiores coruñesas, el Depor ha querido retomar aquel viejo 'romance'.

Mario Domínguez, jugador del cadete.
El primero en llegar en esta nueva etapa ha sido Mario Domínguez, que el año pasado ha alternado el cadete B y el cadete A en su primer año en la categoría. Su reciente actuación en la Malpica Vidú Cup, donde se proclamó campeón, ha levantado la curiosidad en los despachos deportivistas.

Ya la pasada Semana Santa, dos infantiles como Alberto Belloso y Jorge Sosa estuvieron entrenando con el Deportivo, con el que posteriormente disputaron en Alicante un Torneo Internacional. Sosa también repite este verano. En alevines, Rodrigo Hernández y Daniel Trujillo defendieron el escudo del Depor en el Mundialito de Badajoz en el mes de mayo.

Los infantiles Jorge Sosa y Alberto Belloso, en Riazor.
Las buenas relaciones entre la Escuela de la UPP y el Deportivo se han visto plasmada este verano con el fichaje de los dos últimos canteranos unionistas en vestir la camiseta de la Selección Española en categorías inferiores. Por una parte, el de Luismi Redondo, delantero de 19 años que jugará en el Fabril de Segunda B tras militar los dos últimos años en el Valencia; y por otra, el de Alberto Sánchez Vivas, portero de 16 años que la pasada temporada llegó a debutar con la UPP en Tercera División.

En el caso de Alberto Sánchez, aún no se ha aclarado si se incorporará el Juvenil A de División de Honor para competir con el portugués Ricardo Benjamim o si lo hará en el Juvenil B de Liga Nacional. De momento, hará la pretemporada con el Fabril.

Pero ahí no acaban los nombres. El corredor A Coruña-Plasencia sigue activo y semana tras semana nuevos jugadores siguen emprendiendo camino al norte. Es el caso del centrocampista Álvaro Domínguez, que ya ha entrenado a las órdenes de Pastelero y que este verano realizará la pretemporada con el cadete A del Deportivo.

Incluso, el equipo de la UPP que milita en la Liga Nacional Juvenil comenzará la pretemporada el 3 de agosto con un 'stage' técnico en las instalaciones de Abegondo y un posterior enfrentamiento ante el Deportivo.

Categoría : , ,

0 comentarios