Aarón celebró con Luismi el gol del empate en el minuto 93. CANAL EXTREMADURA TV
CD Coria
2
UP Plasencia
2
CD CORIA.
Álex Hernández, Requena, Dani Aparicio, Mahíllo, Edu González (Pino, min. 60), Chema Martín, Alvarito, David Sánchez (Javito, min. 60), Fuli, Rubén y Teto (Juanqui, min. 86).
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Flórez (Pedro Blanco, min. 83), Fede Tobler, Edet, Pedro Gilarte, Tano (Arroyo, min. 67), Manu Moreira, Javi López (Kofi, min. 75), Aarón y Kevin.
GOLES:

0-1 (min. 47): Kevin, de penalti. 1-1 (min. 72): Chema Martín. 2-1 (min. 76): Fuli 2-2 (min. 93): Aarón.
ÁRBITRO:
Pavón Guillén. Mostró tarjetas amarillas a Requena y Mahíllo, del Coria; y a Kevin, Edet, Javi López y Belli, de la UP Plasencia.
INCIDENCIAS:
La Isla, 1.200 espectadores.
































Juan Carlos Ramos / Coria


Le tiene cogida la medida Aarón al Coria. En los últimos tres enfrentamientos ante la UPP, tres goles del centrocampista catalán han tumbado las esperanzas celestes. La historia de este domingo fue casi idéntica a la de hace un año: un gol suyo en el descuento rescató un punto para los placentinos.

Coria y UP Plasencia ofrecieron un partidazo en el que ambos equipos se fueron con la sensación de haber podido optar a más. Alternativas, ocasiones y polémica dejaron el marcador en 2-2.

Arrancó el encuentro con las florituras de Teto en banda derecha, enfrente de un Flórez que requería de ayudas para frenarlo. Cuando llegó a desbordar, luego le faltó calma para buscar los tres palos. El del Batán fue más a menos durante el partido.

Por esa misma banda, Manu Moreira también le ganaba la partida a David Sánchez. Incluso, en el minuto 20, vio cómo el colegiado le anulaba un gol por una falta previa muy justita de Kevin sobre Dani Aparicio.

Las ocasiones más claras de la primera mitad llegaron en la recta final. Y en cuestión de un minuto. En la portería placentina, Fulli tiró desde la frontal y en el rechace disparó a bocajarro. En ambas se encontró con Sergio Moya.

En la contra, Javi López se coló entre líneas y picó ante la salida de Álex Hernández. El balón dio en el poste y en el rechace Kevin no acertó a embocar.

Otro rápido repliegue, en el inicio de la segunda mitad, supuso el 0-1. Javi López ganó la espalda a Requena, pisó área y recortó a Dani Aparicio, que acabó trabando al jugador mirabeleño. El colegiado señaló penalti. El banquillo local protestó la acción, pero no así el defensa. Kevin anotó la pena máxima.

A partir de ahí, el Plasencia no es que jugara placer, pero hacía que en el partido no sucediera absolutamente nada. Todo cambió con la marcha de Tano, dueño del juego el tiempo que estuvo sobre el césped, y la puesta en escena de Pino y Javito.

La UPP dio un paso atrás, reculó en exceso, y el Coria lo aprovechó para dar la vuelta al marcador en cuestión de cinco minutos. El 1-1, de Chema Martín en el 72, tras un centro de Mahillo; y el 2-1, de Fulli en el 76, tras una gran falta al borde del área.

Daba la sensación de que el Plasencia ya no tenía recursos para cambiar el guion del encuentro, pero el Coria renunció a buscar la sentencia y prefirió proteger la renta parcial. Lo acabó pagando en el descuento tras un saque de esquina que cabeceó perfectamente Aarón a la escuadra (2-2).
Germán Martínez bota el balón ante Víctor Moreno, autor del triple ganador. EL NORTE DE CASTILLA
CB Tormes
70
Extremadura Plasencia
67
CB TORMES.
Jacob Round (11), Njegos Sikiras (4), Osas Ehigitor (7), Andrew Ramírez (1), Víctor Moreno (11) –cinco inicial-, Pere Sureda (6), Lucas Antúnez (13), Anrijs Miksa (5), Juan Ramón Rivas (7) y Viktor Iljings (5).
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (2), José Antonio Medina (12), Arturo Fernández (3), Vladimir Tomasevic (8), Marcellus Roberts (8) –cinco inicial-, Pablo Villarejo (8), Germán Martínez (1), Diego Gallardo (10), Javier Cardito, Mario Álvarez (6) y Deng Mayot (8).
PARCIALES:

14-20, 26-36, 43-48 y 70-67.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
Lizana Moreno y Cortés Paya.
INCIDENCIAS:
Pabellón Würzburg de Salamanca.


















Juan Carlos Ramos / Plasencia


Va a  costar mucho reponerse de esta derrota. Muchísimo. No ya porque sea otra más del Extremadura Plasencia en el último segundo –con lo que se alarga la maldición placentina en estos impases-, sino por la imagen ofrecida y la incapacidad de gestionar una suculenta renta en los últimos minutos. A menos de dos minutos para el final era de 14 puntos. Todo lo que sucedió después fue esperpéntico.

Fue el partido más gris de los que lleva disputado el Plasencia, pero nadie se podía esperar una catástrofe de estas dimensiones. Sin excusas del desgaste del viaje o de la entidad del rival, el Plasencia dominó desde el arranque.

El CB Tormes dejó muy claro desde muy pronto que iba a circular lo menos posible por la pintura y que iba a apurar sus opciones desde los 6,75 metros. Los triples no entraron y el Plasencia jugó a placer en el primer cuarto, con transiciones cómodas que cerraban el primer cuarto en 14-20.

Fue un guion muy parecido al que se desarrolló en el segundo parcial. Al Tormes le costaba horrores anotar y el Plasencia, al ritmo que marcaba Medina, iba despejando el camino a la victoria (18-32, m.14).

Tras el descanso todo cambió. Al Plasencia le costó cinco minutos anotar y el Tormes, sin hacer alardes, logró el primer empate (40-40). Sin referencias anotadoras, Gallardo tiró del carro para salvar el primer envite (43-48).

Roto el hielo, sus compañeros se unieron a la fiesta y 'finiquitaron' el partido (53-67 a 01:56). A partir de ahí todo fue sonrojante. Pareció haber más interés en engordar estadísticas individuales que sellar el partido, sin agotar las posesiones de 24 o devolviendo balones de fondo para permitir correr el campo. Y claro, también hay que meterlas. Parcial de 17-0, con cinco triples sin fallo –pero sin hacer falta- y el último de Moreno sobre la bocina.

A riesgo de exagerar, uno de los capítulos más negros en la historia del CB Plasencia Ambroz. Va a costar mucho reponerse de semejante puñetazo en el estómago.
Diego Gallardo, en uno de los partidos de pretemporada ante el CB Tormes.
Juan Carlos Ramos / Lo mejor para olvidar las derrotas es que el próximo partido llegue cuanto antes. Y éste llega este mismo viernes. El Extremadura Plasencia se presenta en el mítico Pabellón de Würzburg (20:30 h.) para redimirse de sus dos últimos tropiezos por la mínima y sumar una victoria que se hace más que necesaria si quiere luchar por uno de los seis primeros puestos. 

Enfrente tendrá a un CB Tormes que llega a esta cita con el mismo balance (1-2) y al que conoce perfectamente, pues se han enfrentado dos veces en pretemporada. En ambos casos, la victoria fue placentina. "No es fácil jugar siempre ante el mismo rival, porque al final te pillan en el truco y tienen la motivación alta, pero tenemos que afrontar el partido con compromiso, con fuerza y ser conscientes de que estamos en el camino correcto", decía Rafa Sanz en la rueda de prensa previa. 

El técnico cordobés se muestra tranquilo a pesar de las dos últimas derrotas. "Hay que ser pacientes y entender que no podemos construir el éxito en tres días. El éxito requiere de sacrificio, de perseverancia y saber levantarse de los golpes. A la gente hay que verla en los momentos de dificultad, no en los momentos de gloria". 

Como clave para ganar en Salamanca, donde estarán los once jugadores de la plantilla, Rafa Sanz apunta que "tenemos que rayar a un gran nivel en defensa para contrarrestar el gran canal ofensivo que tienen". 

Por su parte, el Tormes contará con todo el equipo al completo, ya que Jacob Round y Osas Ehigiator no han vuelto con el Montakit Fuenlabrada de Liga ACB.

Duane Morgan busca la canasta ante Lauren-Ricks. PALMA
Extremadura Plasencia
78
Ávila Auténtica
79
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (12), José Antonio Medina (8), Arturo Fernández (6), Vladimir Tomasevic (12), Marcellus Roberts (18) –cinco inicial-, Germán Martínez (2), Diego Gallardo (12), Javier Cardito, Mario Álvarez (2), Deng Mayot (3) y Pablo Villarejo (3).
ÁVILA AUTÉNTICA.
Manuel Vázquez (7), Guillermo Mulero (11), Harol Cazorla (5), Biram Faye (7), Lauren-Ricks (17) –cinco inicial-, Alfonso Ortiz (7), Berni García (7), Sidao Santana (18) y Bassirou Gueye.
PARCIALES:

19-18, 32-38, 52-60 y 78-79.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
Jorge Caamaño Muñoz y José Javier Marqueta Gracia.
INCIDENCIAS:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 450 espectadores.























Juan Carlos Ramos / Plasencia


Deja vu en La Bombonera. Si la temporada pasada se escaparon un buen puñado de partidos en el último minuto, casi todos que se decidieron en los segundos decisivos, la 2018/2019 no ha comenzado de forma diferente para el Extremadura Plasencia. Una victoria y dos derrotas de las que mosquean, esas en las que el factor suerte juega un papel importante.

La penúltima llegó en Marín en forma de 'buzzer beater' y la última en casa, ante el Ávila Auténtica (78-79), en el peor partido del Plasencia desde que Rafa Sanz es entrenador. Un choque gris y lleno de errores que sin embargo dio una opción a los locales tras una gran reacción. Pero cuando hubo que culminar la remontada, Medina primero y Gallardo después fallaron sendos triples.

El Plasencia solo mantuvo el nivel en los primeros cinco minutos y en los cinco últimos. Un parcial de salida de 6-0 enseñó el camino a seguir, pero tras el 15-6 con el triple de Pablo Villarejo –que sigue sin gozar de excesivo protagonismo- el partido sucumbió en un correcalles sin sentido que favoreció al Ávila (19-18 en el primer cuarto).

Con la entrada en cancha de Sidao Santana, el partido fue adquiriendo color abulense. El pívot brasileño fue dueño de ambas, cambió muchos tiros y, a pesar de ir dosificándose en sus minutos, ya sumaba al descanso 11 puntos.

Con 30-27 se vio la última ventaja local, coincidiendo con el descanso de Sidao. Con su regreso, sumado a unos sorprendentes pobres porcentajes del Plasencia en el perímetro, el Ávila recobró su ventaja al descanso (32-38).

En la segunda parte, el Ávila se sintió muy cómodo en la cancha. No necesitó hacer alardes de gran baloncesto para ir aumentando su renta poco a poco. Mulero y Lauren-Ricks ofrecían destellos puntuales, pero tuvieron como aliados a los propios jugadores placentinos, que una y otra vez permitían canastas enormemente fáciles. La ansiedad, los nervios y la precipitación allanaban la victoria del Ávila (52-60 en el tercer cuarto).

Con la coincidencia en cancha de un cinco placentino de escasa amenaza anotadora (Germán, Cardito, Tomasevic, Álvarez y Mayot), el Ávila fue capaz de alcanzar una máxima de 13 puntos (55-68 a 06:40).

Ahí sí que Rafa Sanz tiró de todo su arsenal para apurar sus opciones. Marcellus Roberts tiró del carro como nadie, pero con el 67-72 le llegó la quinta. La anotación se fue al perímetro y un triple de Gallardo dejaba todo en el aire (72-74, a 01:58).

Una gran reacción a la que faltó el broche. Lo pudo poner Medina a 01:40 y luego Gallardo a 01:00. Al final sí que llegó el triple de Gallardo (78-79), pero a dos segundos para la bocina.

Los jugadores del Extremadura Plasencia saludan a los aficionados de La Bombonera.
Juan Carlos Ramos / Sin tiempo para el respiro, la LEB Plata retoma el pulso a la competición y este domingo disputa la tercera jornada de liga. Una fecha que servirá para ver en liza a los dos decanos de este torneo, Extremadura Plasencia y Ávila Auténtica, ambos con once temporadas en la tercera categoría del baloncesto nacional (La Bombonera, 12:00 horas).

Un duelo que tiene su último precedente en la última jornada de la pasada campaña y que sirvió al Plasencia para mantener la categoría. Ahora el envite tiene una carga de menos dramatismo, pero el partido no deja de ser importante.

El Plasencia quiere reaccionar de esa primera derrota de la temporada, en forma de 'buzzer beater' en Marín, y el Ávila intentará sumar su primer triunfo después de dos tropiezos en los que supo competir hasta el final.

Después de bajarse del autobús que traía a la plantilla de tierras gallegas, apenas ha habido tiempo para entrenar o preparar el partido ante el Ávila. Rafa Sanz ha tenido que comprimir el trabajo técnico y táctico para saber plantar cara a los abulenses.

"El partido se las trae. Viene un rival herido que ha podido ganar sus encuentros y la clasificación dice poco. Tenemos el máximo respeto ante un rival que tiene muchos argumentos, tanto de velocidad como de atleticismo. Tienen jugadores con buen nivel físico para atacar el tablero y por fuera tienen gente habilidosa", señala Rafa Sanz.

"Hay dos aspectos fundamentales. Uno es el rebote. Y el otro es no perder balones, porque tienen dos o tres jugadores que son muy habilidosos a campo abierto", insiste el entrenador cordobés.

El Ávila ha vuelto a confiar en Sergio Jiménez para llevar la nave a buen puerto. De momento, por lo visto hasta ahora, el equipo castellano es menos coral que el de la pasada temporada y el peso protagonista recae sobre unos pocos jugadores de diferente perfil, pero con mucha potencia física.

Los 2,15 metros del explacentino Sidao Santana se suman a los 2,08 de los senegaleses Biram Faye y Bassirou Gueye y el estadounidense Phillip Lawrence-Ricks, un cuatro de 2,02 y buena muñeca que ha jugado en Irlanda y Portugal. Junto a ellos, los bases Harol David Cazorla y Bernie García y los exteriores Manuel Vázquez, Alfonso Ortiz y Guillermo Mulero, criado en la cantera del Real Madrid.

Kevin anotó de penalti ante el Montijo por sexto partido consecutivo. EDUARDO RAMOS
UP Plasencia
3
UD Montijo
1
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Flórez, Fede Tobler, Edet, Pedro Gilarte, Tano (Borja Encada, m.66), Javi López (Kofi, m.55), Manu Moreira (Arroyo, m.78), Aarón y Kevin.
UD MONTIJO.
Antonio, Carlos Ávila (Beto, m.38), José David (Gabri, m.78), Pozo, Tala, Juampa, Lauri, Teo, Kike Carrasco, Escorial (Fran Santos, m.53) y Juanito Monroy.
GOLES:

0-1 (m.6): Juanito Monroy. 1-1 (m.43): Kevin, de penalti. 2-1 (m.66): Kofi. 3-1 (m.75): Kofi.
ÁRBITRO:
Alejandro López Circujano. Mostró tarjetas amarillas a Manu Moreira, Fede Tobler y Javi López, de la UP Plasencia; y a Pozo y al técnico Emilio Blanco, del Montijo.
INCIDENCIAS:
Estadio Municipal, 800 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la riada de Mallorca.













Juan Carlos Ramos / Plasencia


A la UPP se le va poniendo cara de equipo grande. No solo porque fuera capaz de poner contra las cuerdas al 'invictus' Cascereño, sino porque ya es capaz de ganar incluso cuando no juega bien. Ante el Montijo tiró de físico para remontar e imponerse por 3-1 y sumar tres puntos vitales antes de afrontar los combates ante el Coria y el Mérida.

Por su parte, el Montijo se adelantó y compitió con dignidad a pesar de que poco a poco fue viendo cómo hasta tres jugadores enfilaban el camino del vestuario por motivos de salud.

El Plasencia, quizás crecido por ese puntazo logrado en el Príncipe Felipe, no saltó al campo con la tensión que requería el envite. Y el Montijo, que tiene futbolistas que no son cojos, le hundió un puño en el pecho a las primeras de cambio. Juanito Monroy le robó la cartera a Edet y batió a Sergio Moya en el palo corto (0-1, m.6).

Aviso serio que el Plasencia no se tomó a la ligera y a partir de ahí encerró al Montijo en su parcela, si bien el decrépito césped del Municipal dificultaba el trabajo de encontrar espacios.

Lo intentaron Belli en forma de volea, Kevin de chilena y Arrón de disparo alto. También el larguero abortó la igualada momentánea. Primero tras cabezazo de Aarón y luego tras zapatazo a bocajarro de Kevin.

El 1-1 llegó al filo del descanso y de la forma más inesperada, tras un inocente agarrón de José David a Javi López que cazó el radar del árbitro. Kevin anotó la pena máxima.

Con las consecutivas lesiones de Carlos Ávila, Escorial y José David, tras un balonazo que requirió de ambulancia, el Montijo perdió frescura y cedió espacios. El que mejor lo aprovechó fue Kevin, imparable cuando metió músculo a sus acciones.

El que se aprovechó de ello, y de qué manera, fue Kofi. En el 66, recogió un rechace a disparo del argentino para hacer el 2-1; y en el 75, firmó el doblete tras un jugadón y posterior asistencia de Kevin.

Con un cuarto de hora por delante, el Plasencia empezó a pensar en Coria y, cuando Edet sintió un pinchazo, prefirió retirarse aun dejando a su equipo con diez.
Momento en el que Jordan Gregory anota el 82-81 sobre la bocina. CANAL FEB
Marín Peixegalego
82
Extremadura Plasencia
81
MARÍN PEIXEGALEGO.
Taiwo Badmus (9), Jordan Gregory (29), Antonio Pantín (12), Juan Orellano (8), Jorge Romero (14) –cinco inicial-, Jacobo de Benito, Pablo González, Santiago Lorenzo y Gerard Sevillano (10).
EXTREMADURA PLASENCIA.
Pablo Villarejo (3), Duane Morgan (7), José Antonio Medina (13), Arturo Fernández, Marcellus Roberts (12) –cinco inicial-, Germán Martínez (5), Diego Gallardo (18), Javier Cardito, Mario Álvarez (8), Vladimir Tomasevic (6) y Deng Mayot (9).
PARCIALES:

24-19, 41-45, 61-58 y 82-81.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
Paula Lema y Cristian Martín.
INCIDENCIAS:
Pabellón A Raña.





































Juan Carlos Ramos / Plasencia


Derrota. Y de las que duelen. El Extremadura Plasencia mordió el polvo por primera vez en la presente temporada tras caer a causa de un 'buzzer-beater' de Jordan Gregory, que mantuvo a flote al Marín Peixegalego a lo largo de todo el encuentro y que puso broche a su fenomenal encuentro con una canasta espectacular (82-81).

Duele que la derrota llegara sobre la bocina y duele que fuera posible a causa de una falta inexistente de Arturo Fernández a dos segundos para el final. El canario recuperó el balón con 80-81 en el marcador, pero Paula Lema señaló personal décimas después y cuando el Plasencia ya cantaba victoria. La colegiada, condicionada por alguna decisión anterior que protestó el banquillo local, apeló a la ley de la compensación en el peor momento posible.

Quizás el Plasencia debió solventar la papeleta antes de que llegara ese dramático desenlace. El Marín andaba cortito de fondo de banquillo y las faltas personales de algunos de sus mejores hombres le condicionaron a la hora de defender.

Pero la verdad es que el Plasencia tampoco es que defendiera mucho. O al menos no lo supo hacer con Jordan Gregory, prácticamente el único argumento que esgrimió el Marín cuando el partido se ponía cuesta arriba.

El americano firmó un encuentro impecable a pesar de disputar casi 33 minutos. Como no pudo ser de otra forma, suyas fueron la primera y la última canasta.

Al Plasencia le costó entrar en el partido. El Marín alcanzó una máxima de nueve en el minuto 5 (16-7), mientras el Plasencia no era capaz de aprovechar su tremenda superioridad en el rebote. Una sucesión de triples algo extravagantes ilustraba su pobre porcentaje en el primer cuarto (2 de 7).

Pantín era el único que era capaz de mantener a raya a las torres placentinas. Cuando hizo la segunda o se retiraba al banco a tomar un respiro, al Plasencia no le costaba voltear el marcador. Gallardo por fuera y Mayot por dentro tiraban del carro (41-45 al descanso).

En el tercer cuarto regresó la falta de fluidez anotadora, pero al Plasencia le bastaba algún triple esporádico para mantener el equilibrio ante el descanso de Gregory (61-58).

Pero el americano regresó en el último parcial. Y de qué forma. Pero también se vio la mejor versión de José Antonio Medina. Tremendo pulso solo pudo encontrar solución en un final de infarto con el desenlace ya comentado.
Manu Moreira, en el partido ante el Montijo la pasada temporada.
Juan Carlos Ramos / El Plasencia quiere hacer bueno el punto conseguido en el Príncipe Felipe y para ello se obliga a sumar la victoria ante el Montijo (Estadio Municipal, 18:00 horas). Apela a su progresión ascendente y a su fortaleza en casa, donde ha sumado tres victorias en tres partidos, algunos tan complicados como los del Moralo o el Azuaga.

Enfrente tendrá a un Montijo que se quitó un tremendo peso de encima el pasado domingo, cuando consiguió ante el Valdivia su primer triunfo de la temporada.

Ambos equipos llegan a esta cita con problemas en una misma posición la del campo: la del defensa central.

La UPP, después de mucho buscar, había conseguido dibujar una línea defensiva de confianza. Sin embargo, la expulsión de Durántez ante el Cacereño le va a obligar a descansar dos partidos. En esta primera ausencia, Luismi tirará del uruguayo Fede Tobler.

Por su parte, el Montijo ha dicho adiós esta semana a dos de sus centrales por "motivos personales". Son Álex Pavón y Francis, que ha fichado por el Villafranca de la 1ª División Extremeña.

Ninguno de los dos futbolistas fue titular ante el Valdivia, por lo que Emilio Blanco no introducirá demasiadas novedades en relación al equipo que sumó la primera victoria. Si acaso, la de Juanito Monroy, que revolucionó el partido en la recta final.

Luismi, salvo el obligado cambio de Durántez, seguirá repitiendo el esquema que le ha dado buenos resultados en las últimas tres semanas, con Pedro Gilarte y Tano asumiendo la responsabilidad de organizar el juego unionista. Carlos Valverde y Alfonso Bernal siguen en el dique seco.

"El objetivo es tener más llegadas de cara a puerta y habrá alguna variación táctica. No será fácil, porque es un buen equipo con jugadores con una gran trayectoria en Tercera", dice el técnico de la UPP.

UP Plasencia: Sergio Moya, Belli, Flórez, Fede Tobler, Edet, Pedro Gilarte, Tano, Kofi, Manu Moreira, Aarón y Kevin.

UD Montijo: Antonio, Carlos, Tala, Pozo, Kike Carrasco, Escorial, José David, Fran Santos, Juampa, José Luis y Teo.

Árbitro: Alejandro López Circujano.

Campo: Estadio Municipal, 18:00 horas.

El banquillo placentino sigue atento a los pormenores del último Plasencia-Baskonia.

Juan Carlos Ramos (Hoy) / Sin tiempo para el respiro, la LEB Plata retoma la competición entre semana para disputar la segunda jornada de liga. En realidad ya lo hizo este miércoles y el Marín Peixegalego-Extremadura Plasencia vendrá a poner broche a esta segunda fecha. El partido, en el Pabellón de A Raña a partir de las 20:30 horas.

Se ven las caras dos de los equipos que mejores sensaciones dejaron en el arranque liguero. Por una parte, un Marín Peixegalego que asaltó la cancha de un favorito como el Clavijo; por otra, un Plasencia que dio buena cuenta del Baskonia, uno de los mejores filiales nacionales.

El Marín es un equipo recién ascendido de la Liga EBA que llega como tapado. Hace dos temporadas descendió de la LEB Plata por temas administrativos y la pasada campaña se paseó en la EBA, donde ganó todos los partidos que disputó.

A los mandos del banquillo sigue Javi Llorente, que ha renovado a muchas de las piezas nacionales decisivas en el ascenso como el pívot Antonio Pantín o el alero Jorge Romero, ambos con una dilatada trayectoria en LEB Oro.

Para esta nueva aventura se han reforzado con interesantes fichajes: Gerard Sevillano (Cambados-LEB Plata), el explosivo Taiwo Badmus (internacional por Irlanda) y Juanchi Orellano (Cambados-LEB Plata), uno de los mejores bases de la competición. Es alto, sabe llevar el ritmo y es capaz de crear situaciones para sus compañeros y para él mismo.

El Extremadura Plasencia tratará de volverá a apelar a sus espíritu coral para hacerse con la victoria en tierras gallegas. Se le presume más fondo de banquillo e intentará meter un ritmo alto para disparar sus opciones de triunfo.

Rafa Sanz ya dejó claro tras el partido ante el Baskonia que será excepcional el día que uno de sus jugadores alcance los 28-30 minutos de juego. No sucede así en el Marín Peixegalego, donde Antonio Pantín, Taiwo Badmus y Gerard Sevillano superaron los 35 minutos sobre la cancha en Logroño, aunque supieron aguantar físicamente los instantes finales.

El explosivo inicio de temporada se cerrará el domingo en casa (12:00) ante el Ávila. «Nosotros lo tenemos claro. Hay que intentar sumar los dos partidos de casa y el de fuera salir a competir y tener opciones», dice el capitán Mario Álvarez.

Elena Álvarez García, a la derecha del podio en el I Encuentro Internacional de Extremadura de Judo.
El Pabellón Multiusos de Cáceres acogió este fin de semana el I Encuentro Internacional de Extremadura de Judo, en el que estuvieron presentes los dos clubes placentinos: la Escuela de Judo Ciudad de Plasencia y el Club Deportivo Dojo.

Ambos equipos colocaron a una de sus deportistas en el podio. Elena Álvarez García de 13 años (Club Deportivo Dojo) y Eva Cantero (Escuela de Judo Ciudad de Plasencia) fueron medallas de bronce en sus respectivas categorías.
Miguel Grande, a la izquierda del podio en el circuito del Jarama.
El joven piloto chinato Miguel Grande (Extremadura Rallye Team) consiguió en el circuito del Jarama de Madrid su  mejor resultado dentro del Campeonato de España de Resistencia, tras concluir en las dos carreras en tercera y segunda posición dentro de la competición Copa Pura Pasión. Además, finalizó en el global como segundo clasificado de la Copa Michelín y fue el primer en el categoría Junior.

En la primera carrera, Grande conseguía rodar 23 vueltas con su Ford Fiesta ST Line con un tiempo total de 51:06.476 minutos para culminar como tercero dentro de la Copa Pura Pasión, por detrás de las duplas conformadas por Fernando Benito / José Alacid (RACE) y Ángel Lafuente e Iván Velasco (VSR Motorsport).  

En la segunda mejoraba aún más sus prestaciones y alcanzó la segunda posición de la Copa, por detrás de José Antonio Chico a tan solo 26 segundos después de 23 pasos por línea de meta y aventajando en más de 21 al tercer clasificado, Miquel Socias de Esc. Mallorca Competició.

“Ha sido un fin de semana espectacular, donde la mecánica nos ha respondido y Miguel ha podido ir ganando en confianza tras cada ronda de entrenamientos hasta conseguir en la primera carrera la tercera posición de su categoría”, afirmaba con orgullo su padre y mánager Miguel Grande.

Además, en la segunda mejoró aún más sus prestaciones haciéndose con la segunda posición de la Copa, después de mostrar una gran regularidad en sus tiempos de cada vuelta y ser capaz de realizar tiempos similares al piloto que le precedía”. 

Por todo ello y sumándole el segundo puesto de la Copa Michelín y el primero de la categoría Junior, afirmaba que “ha sido el mejor fin de semana de la temporada para Grande, demostrando su gran adaptación a la competición”.

En el global de la competición, su regularidad y consistencia le reportaron también el segundo puesto en la Copa Michelín y el primero en la categoría Junior.

Paula Delgado, a la derecha, y Laura Cáceres, la segunda por la izquierda, en la Gala de la Natación.
El Complejo Cultural San Francisco de Cáceres acogió el pasado sábado la Gala de la Federación Extremeña de Natación, que volvió a premiar a los mejores nadadores y nadadores de la pasada temporada.

Entre los nominados, había dos nadadoras del Club Natación Plasencia, ambas propuestas para la Mejor Nadadora Infantil Femenina: Paula Delgado Sánchez y Laura Cáceres García. 

Al final, el trofeo fue para Paula Delgado, que fue reconocida por el gran esfuerzo y dedicación al tener que lidiar con una lesión que le ha impedido trabajar al 100% durante toda la temporada. Esta situación le da un valor mucho mayor.
Pedro Romero, como ganador del Open de España XCM 2018. GR100MTBTEAM
El ciclista placentino Pedro Romero, del equipo Extremadura-Ecopilas, ha logrado este domingo en Paterna del Campo (Huelva) el cuarto triunfo consecutivo del Open de España XCM 2018, que además por segundo año consecutivo forma parte del calendario mundial UCI MTB Marathon Series.

La XVIII Ruta BTT Sierra de Paterna, de 90 kilómetros de recorrido y 2.000 metros de desnivel, debía coronar a Romero o al 'Quillo' Márquez. No había otro vencedor posible. 

“Solamente tenía que vigilar la rueda de Márquez, estaba claro. Era el único corredor que me podía ganar el Open y hay que reconocerle su profesionalidad porque nunca se ha rendido y me ha atacado en varias ocasiones, al igual que hubiera hecho yo. Como digo, me olvidé del resto de rivales como Borrás, Carrasco o Ventura y me centré en Márquez. Al final llegué con fuerzas al último repecho y decidí tirar para adelante”, comentaba Pedro Romero, que en la parte final del recorrido impuso un ritmo que sus rivales no pudieron seguir y que le ha valido el triunfo en esta prueba del calendario mundial y su cuarto Open de España de los diez que se llevan disputados.    

Le siguió Ismael Ventura, segundo a 5 segundos y ‘Quillo’ Márquez, tercero a 13 segundos, subcampeón de este Open. En cuarta posición llegaba el jienense José Luis Carrasco, a 26 segundos del placentino y que ocupó la tercera plaza final del Open 2018.

Nuevo triunfo de un gran Manu Cordero que se queda a las puertas del Open

A punto estuvo un gran Manu Cordero de conseguir un nuevo título a nivel nacional, aunque era consciente que lo tenía complicado. El llerenense, espectacular otra vez, finalizaba en duodécima posición en Paterna, pero volvía a ser el mejor sub23. 

Para ganar el Open dependía que entre el líder Iván Coca y él hubiera algún corredor intercalado, algo que finalmente no ocurrió.

“He intentado aguantar con el grupo de cabeza (Romero, Márquez, Borrás, etc) el máximo tiempo posible hasta que me han soltado. Luego prácticamente he ido sólo todo el trayecto y pude lograr mi primera victoria en Paterna donde el ambiente ciclista es espectacular, con esa última subida donde los aficionados te animan un montón”, dice Manu, que suma su tercera victoria en este Open además de un segundo puesto y el citado séptimo puesto en Titán 5 Miles por un único triunfo del vencedor final del Open 2018, Iván Coca, que merced a sus cuatro segundos puestos consigue ser más regular en la general que Manu.
Un momento de la tercera edición del Eco Rallye Ciudad de Plasencia.
Eneko Conde Pujana y Maite Urkiza Aranzábal (Vehículos Eléctricos), Lucas Pérez García y Miguel Casado (Vehículos Híbridos) y los extremeños José María Prieto Maroto y Melodie Vicente López (Euro 6) han sido los triunfadores en el Eco Rallye Ciudad de Plasencia, penúltima cita puntuable para el Campeonato de España de Rallyes de Energías Alternativas.

En la categoría de Vehículos Híbridos, los líderes del nacional, Lucas Pérez García y Miguel Ángel Casado se han impuesto con su Hyundai Ionic Hybrid Plug con un total de 23,2 puntos en recorrer los 167,12 kilómetros cronometrados repartidos en 7 tramos, tras realizarse un sumatorio de los índices de consumo y de regularidad. 

En la vertiente Euro 6, victoria para los extremeños José María Prieto Maroto y Melodie Vicente López con su Seat León 1.6 TDI Style Stop Star con un total de 99,21 puntos, por delante de Jorge Villa Plaza y Javier Villar Plaza de Automóviles Villar Plasencia con su Kia Niro y un total de 107,53 puntos.


En Vehículos Eléctricos la victoria ha sido para Eneko Conde Pujana y Maite Urquiza Aranzábal con 10,81 puntos conduciendo un Nissan Leaf 2 Zeropor delante de Alfonso Herrero Reguart y Themis López Duro con un BMW I3 94 AHLa cuarta posición en esta categoría ha sido para los extremeños Jonathan Jarque Serrano y Álvaro Tostado Pozo de Escudería Plasencia con un Renault Zoe.
Los jugadores de la UP Plasencia festejan el 0-1 ante el Cacereño de Kevin, que no quiso celebrarlo.
CP Cacereño
1
UP Plasencia
1
CP CACEREÑO.
Bernabé, Chechu, Alberto Delgado, Carlao, Rubén Sánchez (David López, m.77), Rodri, Marcos Torres (Collantes, m.63), Gustavo, Luismi (Neto, m.63), Eloy y Álex Rubio.
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Flórez, Durántez, Edet, Pedro Gilarte, Tano (Arroyo, m.54), Kofi (Javi López, m.65), Manu Moreira (Juanals, m.77), Aarón y Kevin.
GOLES:

0-1 (m.63): Kevin. 1-1 (m.79): Collantes.
ÁRBITRO:
Miranda Bolaños. Mostró tarjetas amarillas a Chechu, Gustavo, Jordi Pérez (portero suplente), Marcos Torres, Carlao y Álex Rubio, del Cacereño; y a Pedro Gilarte, Kofi y Juanals, de la UP Plasencia. Expulsó al visitante Durántez en el minuto 75 por dar una patada sin balón.
INCIDENCIAS:
Estadio Príncipe Felipe, 1.300 aficionados, entre los que había un centenar de placentinos.




























Juan Carlos Ramos / Cáceres


Antes del partido, un empate ante el hegemónico Cacereño se hubiera celebrado con fuegos artificiales. Después del partido, tras ver el desarrollo de los acontecimientos, el punto para la UPP deja un innegable sabor amargo. No agridulce, amargo.

Tras el golazo de Kevin en el minuto 63, el partido parecía finiquitado. Sobre el tapete del Príncipe Felipe se jugaba a lo que proponía la UPP, mientras que el Cacereño no solo era incapaz de poner en aprietos a Sergio Moya, sino tan siquiera tirar entre los tres palos.

Con la autoexpulsión de David Durántez a un cuarto de hora para el final, el Cacereño encerró al Plasencia y acabó firmando un empate que deja más satisfechos a los verdes que a los blanquinegros.

En líneas generales, el partido de la UPP fue impecable desde el arranque hasta el tiempo de descuento, con la ya citada salvedad de la expulsión de Durántez. Los de Luismi controlaron el encuentro en la primera mitad gracias a un imperial Pedro Gilarte, dueño del centro del campo y que encontró en Aarón un perfecto aliado para mantener el balón a salvo.

El Cacereño apenas se acercó a la portería de Sergio Moya y las únicas llegadas con cierto peligro antes del descanso fueron unionistas. Manu Moreira probó suerte desde lejos en el minuto 28; y en el 38, Kevin no acertó a conectar en boca de gol un disparo cruzado de Belli.

En las postrimerías de la primera mitad se empezó a calentar el partido. Álex Rubio fue a puntear un balón que tenía fajado entre los guantes Sergio Moya, Durántez le recriminó la acción apuntando con el dedo en la frente y el delantero cayó desplomado simulando una agresión. Desconsideración de uno y fingimiento del otro, ambos se ahorraron la amarilla.

En la segunda parte, el Cacereño dio un paso hacia adelante y eso no le molestó al Plasencia. La pegada local era nula, ya fuera por el trabajo defensivo placentino, el estado del césped o la falta de ritmo de Álex Rubio, que reaparecía después de tres semanas de lesión.

El que sí está enchufado es Kevin, que fabricó de la nada todo un golazo. Corría el minuto 63, cayó un balón desde el cielo y el argentino, más allá del punto de penalti, se revolvió para conectar una chilena que sorprendió a Bernabé (0-1).

El Cacereño no tuvo capacidad de reacción y el Plasencia empezó a dormir el partido para dejar transcurrir los minutos con tranquilidad. Entonces llegó la expulsión de Durántez por dar una patada por detrás sin balón.

A falta de diez minutos, Luismi trató de reconstruir la defensa dando entrada a Juanals. El Cacereño no tardó ni tres minutos en encontrar espacios y establecer el 1-1 por mediación de Collantes.

Con diez minutos por delante más el descuento, la UPP se atrincheró bien ante la falta de ideas del Cacereño, que se limitó a buscar centros laterales bien cubiertos siempre por Sergio Moya.
Marcellus Roberts pugna por un balón dividido con el baskonista Íñigo Royo.
Extremadura Plasencia
85
Grupo Eleyco Baskonia
73
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (18), José Antonio Medina (12), Arturo Fernández (7), Marcellus Roberts (8), Pablo Villarejo –cinco inicial-, Germán Martínez (5), Diego Gallardo (10), Javier Cardito, Mario Álvarez (10), Vladimir Tomasevic (6) y Deng Mayot (9).
GRUPO ELEYCO BASKONIA.
Íñigo Royo (12), Jonas Paukste (13), Arturs Kurucs (13), Lautaro López (4), Sander Raieste (6) –cinco inicial-, Pape Sow (4), André Barbosa (2), Iván Martínez (8), Jurij Macura (9) y Álex Esteban (2).
PARCIALES:

26-22, 51-37, 66-54 y 85-73.
+Estadísticas.
ÁRBITRO:
Esteve Malmierca y García Parejo.
INCIDENCIAS:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 400 espectadores.





































Juan Carlos Ramos / Plasencia


El Extremadura Plasencia demostró que las buenas sensaciones ofrecidas en pretemporada no fueron un espejismo y ha extendido su buena imagen al primer partido de liga en la LEB Plata. Se impuso de forma brillante al filial del Baskonia (85-73) en un partido que llegó a dominar por veinte puntos en algunos compases del segundo y el último cuarto.

Los aficionados que se dieron cita en La Bombonera pudieron disfrutar de un Plasencia diametralmente opuesto al de la pasada temporada. Si aquel tenía que aferrarse a la inspiración de tres o cuatro hombres, éste exhibió un potencial coral al que pueden aspirar pocos conjuntos de la liga.

Por eso, cuando el Baskonia le brindó un partido de ritmo, velocidad e intensidad, el Plasencia recogió el guante. O mejor dicho, se puso los guantes para intercambiar golpes en un primer cuarto espectacular, donde placentinos y baskonistas demostraron en unos pocos minutos que están llamados a ocupar la parte alta de la tabla.

Medina arrancó en modo 'showtime' con dos triples seguidos. En el Baskonia, Arturs Kurucs aguantaba el desafío anotador. El escolta letón encontró un perfecto aliado en Jonas Paukste. La torre lituana de 2,19 condicionó mucho el juego del cuadro extremeño y le obligó a buscar la canasta desde fuera. Los buenos porcentajes de tiro permitieron al Plasencia salir airoso de este trance (26-22).

En el segundo cuarto se pudo ver al mejor Plasencia. Y eso que tardó tres minutos en anotar. Fue entonces cuando apareció la explosividad de Duane Morgan para comenzar a castigar el desgaste alavés. Anotó 14 puntos casi seguidos, todos muy cerca del aro.

Los tiempos muertos de Miguel Ángel Hoyo no encontraron soluciones y el Plasencia puso distancia de por medio (49-29, a 01:40 para el descanso).

La intensidad defensiva del segundo cuarto no se repitió tras la reanudación. Rafa Sanz mandó a Duane Morgan al banco y el Baskonia se metió en el partido con un parcial de 0-9 (51-46).

El Plasencia volvió a apelar a su espíritu coral para sobreponerse al intento de remontada. En esta ocasión, fueron Marcellus Roberts y Mario Álvarez para devolver una renta de diez y convidar al Baskonia a un intercambio de canastas que no hacía temer por el 'statu quo' (66-54).

En los últimos diez minutos, el Baskonia trató sin éxito apretar en defensa y doblar balones en ataque a Paukste y Macura. Con el triple de Medina para el 78-59, el choque quedó visto para sentencia a falta de cinco minutos.