Kevin controla el balón ante Álex Jiménez en el partido ante el Mérida de la primera vuelta.
Juan Carlos Ramos / Estaba previsto que este lunes fuera de reuniones en las oficinas de la UP Plasencia y así ha sido. Sobre la mesa, la solicitud de carta de libertad de tres de los jugadores más importantes: Kevin, Tano y Flórez. Y el primero en obtenerla ha sido el delantero argentino, que de esta forma ha tenido el camino libre para fichar por el Mérida.

Ayer se despidió de todos sus compañeros y este martes ha sido anunciado como nuevo jugador romano. "Muchas gracias por estos meses vividos. He conocido una ciudad nueva, aficionados fieles y personas que se han vuelto amigos, eso es imposible de olvidar. Les deseo mejor muchos éxitos para el futuro", dijo el jugador en redes sociales.

No le ha salido gratis la carta de libertad a Kevin. A cambio, ha tenido que perdonar las cantidades pendientes y firmar la cláusula del miedo, es decir, no enfrentarse a la UPP en la segunda vuelta de la liga. Además, el Mérida se ha comprometido a disputar un amistoso en Plasencia y otorgar a la UPP un derecho de preferencia en las cesiones del conjunto pecholata.

El atacante, que hasta la fecha lleva diez goles, no fue convocado en el último partido de liga. Luismi no creyó que estuviera en predisposición de ayudar al equipo.
Kevin había decidido su salida el pasado mes de diciembre, una vez que el club se fuera retrasando de forma periódica en el cumplimiento de las nóminas. Estuvo a punto de llegar a un acuerdo con el Caudal de Mieres, pero el pase quedó frustrado cuando incluso tenía pactada su residencia.

También hubo interés de Linares, Atlético Pulpileño y un equipo extranjero, pero finalmente se ha impuesto la oferta del Mérida. 

Otros que prácticamente está fuera del club es Tano, que no ha regresado de su descanso de vacaciones. Por su parte, Flórez regresó este domingo a Plasencia tras más de un mes alejado de los entrenamientos.

Todos ellos insisten 'offtherecord' que se han dejado todo por la camiseta de la UPP hasta que la fragilidad económica de la situación les ha obligado a tomar una decisión. No quieren que se dude ni de su honradez ni de su profesionalidad ni ante los aficionados ni ante los medios de comunicación.

Manu Moreira, que jugó en el centro del campo, trata de zafarse de dos jugadores del Castuera.
CD Castuera
1
UP Plasencia
2
CD CASTUERA.
Canito, Antonio (Ismael, m.85), David, Gus, Miguelito, Cartón, Mati, Chema (Patri, m.78), Juanlu (Peña, m.85), Angelito y Rubén.
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Álvaro Juanals, Edet, Fede Tobler, Belli, Borja Encada (Pedro Blanco, m.78), Arroyo, Pedro Gilarte, Manu Moreira (Alfonso Bernal, m.89), Javi López y Kofi.
GOLES:

0-1 (m.22): Kofi. 0-2 (m.32): Kofi. 1-2 (m.36): Angelito.
ÁRBITRO:
Jayro Muñoz García. Mostró tarjetas amarillas a Kuske, Juanlu, David, Rubén (2, expulsado en el minuto 75) y Gus, del Castuera; y a Belli, Álvaro Juanals, Borja Encada, Javi López, Manu Moreira y Sergio Moya, de la UP Plasencia.
INCIDENCIAS:
Campo Manuel Ruiz, 300 espectadores.
































Juan Carlos Ramos / Castuera


La vuelta de las vacaciones traía una tormenta perfecta en contra de la UP Plasencia: con Kevin, Tano y Flórez pidiendo la carta de libertad y no pudiendo ser alineados, con Aarón sancionado y con un banquillo repleto de cadetes y juveniles como armas para lograr la victoria en Castuera. En otras latitudes, el Coria rendía visita al colista Valdelacalzada y los aficionados más pesimistas se veían a la conclusión de esta jornada a seis puntos del playoff.

Al final, todo lo contrario. La UPP fue una piña para sacar el partido adelante y el Coria solo pudo empatar ante el farolillo rojo. Y tras esto, el playoff, a solo un punto.

El Plasencia no se dejó afectar por las bajas y fue muy superior en la primera parte. Fue dueño del balón con un centro del campo de muchos quilates (Arroyo-Gilarte-Manu Moreira) y, delante, Kofi respondió a la responsabilidad de sustituir a Kevin.

Arroyo avisó en el minuto 21 tras un disparo lejano que tuvo que sacar Antonio casi bajo los palos. Y en la jugada posterior, el propio volante asistió a Kofi para que, a la media vuelta, superara por alto a Canito (0-1).

Manu Moreira, reemplazo de Tano, jugó un buen partido y lo intentó varias veces desde fuera del área, en una posición que le ha dado muchos réditos en otros equipos.

También Javi López estuvo trabajador. Tras un robo en el centro del campo, diseñó una contra hasta el balcón del área, desde donde asistió a Kofi para que hiciera el 0-2 (m.32).

El partido parecía finiquitado, pero el Castuera, en su primera ocasión, hizo el 1-2 tras un remate en el palo corto de Angelito (m.36).

En la segunda parte, el Plasencia salió a contemporizar, más pensando en evitar el 2-2 que ir a por el 1-3. Y aun así tuvo muchas contras y ocasiones para ampliar la renta. Las más claras, un cabezazo de Edet que dio en el larguero y un zapatazo de Manu Moreira que se estrelló en el poste.

El Castuera se quedó con uno menos a un cuarto de hora para el final cuando Rubén remató con la mano un balón a la red. El Plasencia perdonó a la contra y eso hizo que tuviera que sudar hasta el final.

Salidas y llegadas
De los tres jugadores que han pedido la carta de libertad, el único que está entrenando es Kevin, pero Luismi decidió no convocarle. Su destino parece que está en Mérida.

Tano no ha entrenado desde el regreso de vacaciones y Flórez desde hace más de un mes. Este lunes habrá reuniones y conversaciones con los tres y este martes se podrían anunciar las salidas y llegadas.

De los nuevos está descartado el delantero senegalés Ibou, como se había informado días atrás.
Duane Morgan trata de penetrar ante Asier Azpeitia y Xavi Beraza. / PALMA
Extremadura Plasencia
77
Juaristi ISB
73
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (10), José Antonio Medina (19), Diego Gallardo (18), Arturo Fernández (5), Marcellus Roberts (7) –cinco inicial-, Pablo Villarejo, Germán Martínez (7), Javier Cardito (3), Mario Álvarez (6) y Deng Mayot (2).
JUARISTI ISB.
Jahvaughn Powell (5), Asier Azpeitia (3), Íker Salazar, Xabier Beraza (7), Volodymyr Orlov (16) –cinco inicial-, Beñat Hevia (6), Spencer Reaves (14), Mikel Sanz (16) y Nelson Kahler (6).
PARCIALES:

11-19, 37-46, 58-62 y 77-73.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
Alejandro Aranzana García y Héctor Báez Batista.
INCIDENCIAS:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 400 espectadores.
























Juan Carlos Ramos (Hoy) / Plasencia


Otra vez a una victoria de los playoffs. El Plasencia sigue insistiendo en hacer la goma y en luchar por uno de los seis primeros puestos que permitan jugar por el ascenso. Su victoria ante un rival directo como el Juaristi ISB (77-73) asegura la emoción en las cinco jornadas de liga regular que faltan por disputarse.

Un triunfo que sirve además para poner fin a la maldición de los finales ajustados. En los seis anteriores, había cosechado seis derrotas. En esta ocasión, al que les tembló el pulso fue a los guipuzcoanos, que fueron incapaces de anotar desde el 73-73 a dos minutos para el final.

Fue un partido de enorme trabajo por parte del equipo placentino, que, a pesar de verse muy superado por dentro, nunca dejó de creer. Fue a remolque hasta el último cuarto.

El Plasencia no tiene kilos por dentro y Orlov se puso las botas. El ucraniano anotó los primeros nueve puntos de su equipo a través de canastas muy fáciles. Por fuera, Mikel Sanz abría la herida hasta los trece en el segundo cuarto (27-40).

Sin posibilidad de entrar por dentro, el Plasencia se confió a tiros de media y larga distancia para mantenerse en el partido (37-46 al descanso).

En la reanudación, el Plasencia creció en defensa gracias a las ayudas y en la canasta contraria salió a relucir el talento de Medina y Gallardo, arañando puntos en cada acción. Y a siete minutos para el final, llegó la primera ventaja local (65-64).

Reaves salió al rescate del Juaristi, pero con 73-73 se secó el caudal visitante. En ese tramo final, Mario Álvarez fue el gran protagonista. Primero, para hacer el 75-73 a 01:30 para el final. Y luego, tras fallar Mikel Sanz el triple que forzaba la prórroga, para convertir el último tiro libre a que evitaba nuevos sustos y dejaba el average particular en La Bombonera.
Duane Morgan busca un tiro abierto en un partido de liga en La Bombonera.

Juan Carlos Ramos / El Extremadura Plasencia ha echado mano de la calculadora y ésta dice que cuatro victorias podrían ser suficientes para alcanzar uno de los seis primeros puestos que dan derecho a disputar los playoffs por el ascenso a la LEB Oro. Lo malo es que solo restan seis jornadas para que finalice la liga regular. Es decir, a partir de ahora, todos los partidos tendrán aroma de final. La primera, esta tarde frente al Juaristi ISB (La Bombonera, 18:30 horas).

El Plasencia tiene que remontar dos victorias hasta el sexto puesto, donde se comprimen un buen puñado de equipos. Entre ellos, el Juarisiti ISB.

El equipo guipuzcoano difiere sensiblemente a aquel que ganó en la primera vuelta a los placentinos (75-72). Siguen marcando diferencia jugadores como el base Jahvaughn Powell, una de las grandes sensaciones de la liga (14,7 puntos por partido) o su capitán Iker Salazar, el hombre con más galones. Sin embargo, estas navidades se han sumado nuevos fichajes como Spencer Reaves y Beñat Hevia. Ambos se suman a un bloque duro y sólido donde también destaca Volodymyr Orlov, ex del Morón.

"Es un equipo pensado para luchar por el ascenso y regresar a la LEB Oro. Sabe conjugar intensidad y fortaleza en el rebote. Es un conjunto muy bien trabajado y nos va a exigir lo máximo en ataque y en defensa", señala Rafa Sanz.

El técnico del Plasencia reconoce la trascendencia del encuentro, pero elude adjudicarle la etiqueta de final. "Creo que con cuatro victorias estamos dentro, pero está claro que no tenemos mucho margen de error".

Rafa Sanz podrá disponer de los diez jugadores de su plantilla, que no parece que se vaya a reforzar de forma inminente a pesar de la plaza que dejó vacante la marcha de Vladimir Tomasevic.

Por su parte, el Juaristi ISB llega a Plasencia en un momento óptimo. Tras cosechar cuatro derrotas seguidas, el parón por Navidad y los fichajes le ha permitido remontar el vuelo con dos triunfos seguidos. Ahora buscará el tercero frente al Plasencia. "Son muy constantes, durante los cuarenta minutos no paran de trabajar y eso les hace muy peligrosos. Tenemos que estar muy metidos y que no cojan un parcial que nos haga estar por detrás en el marcador", dice el técnico Lolo Encinas.

Manu Moreira recuperará la titularidad ante el Castuera.
Juan Carlos Ramos / Por tercer año seguido, la UP Plasencia vuelve a afrontar una cuesta de enero tremendamente complicada por todo lo relativo al mercado de invierno que se extiende hasta el día 31. El retraso en las nóminas, donde la UPP se ha puesto casi al día, ha servido de caldo de cultivo para que se especule de salidas.

En los corrillos futbolísticos se ha hablado más de salidas y llegadas que del trascendental partido ante el Castuera, que podría acercar definitivamente a la UPP a puestos de playoff.

Hay tres nombres propios: Kevin, Flórez y Tano. Todos ellos han solicitado la carta de libertad por diversos motivos y el club de momento se la ha negado.

Kevin había llegado a un acuerdo con el Caudal de Mieres (3º Grupo II) y llegó a tener pactada su residencia en la localidad asturiana, según informa La Nueva España, pero su fichaje se frustró ante la negativa del Plasencia a dejarle salir. Hace un par de días ha surgido el interés del Mérida, pero es una opción que a la UPP le hace mucho menos gracia por tratarse de un rival por el playoff.

Los casos de Flórez y Tano obedecen más a temas personales. Flórez no ha acabado de adaptarse a la ciudad y Tano tiene problemas de índole familiar que podrían hacer que vuelva a su tierra. Suena el Coria del Río (18º Grupo X).

El cuadro técnico de la UPP cuenta con todos ellos, pero ha cedido el poder de decisión a la dirección deportiva si supone un alivio para las arcas del club y hay recambio de garantías.

Y recambio parece que hay, pero antes hay que dejar salir, ya que la UPP tiene ocupadas las 16 fichas de +sub23.

Si sale Kevin el elegido podría ser Ibrahima Ndiaye 'Ibou', delantero senegalés de 26 años que ha iniciado la temporada en el FC Mas Taborsko, que milita en la 2ª División de la República Checa. Allí ha disputado 18 partidos entre Liga y Copa y ha anotado tres goles.

Ibou ha desarrollado toda su carrera en España, en equipos como As Pontes, Ourense, Quintanar del Rey y Manchego.

La UPP también contempla la posibilidad de recurrir a la cesión de algún filial para fortalecer la banda que pudiera dejar huérfana Flórez. Tampoco está descartada la opción de hacer ficha a Héctor como segundo portero.

Pero lo primero es sacar a flote el partido ante el Castuera. Y no será fácil. Durántez y Carlos Valverde se encuentran lesionados y Aarón cumplirá ciclo de amonestaciones. Además, no se espera la participación de los 'rebeldes' para que el compromiso sí se vea recompensado con la titularidad. Si acaso, Kevin podría entrar como revulsivo. De Flórez no se sabe a ciencia cierta si sigue lesionado de la elongación muscular que sufrió hace más de un mes.

De esta forma, Manu Moreira podría completar trivote centrocampista junto a Arroyo y Pedro Gilarte y Javi López y Kofi podrían formar dupla de ataque.

CD Castuera: Luis Guerra, Antonio, David Gallego, Gus, Miguelito, Cartón, Juanlu, Mati, Angelito, Patri e Ismael.

UP Plasencia: Sergio Moya, Fede Tobler, Edet, Álvaro Juanals, Arroyo, Pedro Gilarte, Manu Moreira, Belli, Borja Encada, Javi López y Kofi.

Árbitro: Jayro Muñoz García.

Campo: Manuel Ruiz, domingo 12:00 horas.

Deng Mayot y Duane Morgan tapan la penetración de Iñaki Narros. / NAVARRA.COM
Basket Navarra
75
Extremadura Plasencia
65
BASKET NAVARRA.
Yago Estévez (4), Adrián García (9), José Alberto Jiménez (9), Javi Marín (6), Carles Marzo (4) –cinco inicial-, Hernández Sonseca (18), Iñaki Narros (19), Rodri Gómez (2), Sergio Fuentes (2), Pablo Yarnoz y Juan Velasco (2).
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (11), Marcellus Roberts (10), Diego Gallardo (6), José Antonio Medina (18), Arturo Fernández (6) –cinco inicial-, Deng Mayot (4), Mario Álvarez (5), Pablo Villarejo (4), Germán Martínez (1) y Javier Cardito.
PARCIALES:

15-15, 35-28, 51-50 y 75-65.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
Jorge Caamaño Muñoz y Sergio del Val Nuño.
INCIDENCIAS:
Polideportivo Arrosadia.
























Juan Carlos Ramos (Hoy) / Plasencia


Derrota dentro de los pronósticos –fraguada en una nefasta noche triplista-, pero de enorme trascendencia para las aspiraciones del Extremadura Plasencia de cara a alcanzar uno de los seis primeros puestos que permitan disputar la fase de ascenso. Con solo seis jornadas por delante, el equipo placentino se queda a dos victorias de la zona de privilegio. Es decir, a partir de ahora, jugará sin red de seguridad.

El Plasencia supo plantar cara en la primera parte. Se fue al descanso con siete abajo (35-28), pero no realizó en absoluto un mal partido. Defendió bien y fue superior en el rebote, pero dos factores clave se cebaron sobre los placentinos en los primeros veinte minutos: su paupérrimo acierto de triples (1/12) y sus numerosas pérdidas (12).

Y aun así fue capaz de dominar con pequeñas ventajas en el primer cuarto, sobre todo gracias a su buena actitud en el rebote ofensivo. Solo la entrada de Sonseca y su clarividencia en ataque dieron equilibrio al final del primer asalto (15-15).

El Plasencia no fue capaz de acertar desde 6,75 ni con Villarejo en cancha. Y con dos torres como Rodri Gómez y Sonseca por dentro, no quedaba otra que salirse hacia afuera. Al Navarra tampoco le iban mejor las cosas desde esa distancia, pero dos triples seguidos de Narros acabaron por definir la ventaja con la que se movió el encuentro hasta el descanso: 35-28.

En la segunda mitad, el Plasencia siguió fallando desde el perímetro. Sin embargo, los peores diez minutos del Navarra, sumido en errores y precipitaciones, permitieron que los extremeños llegaran a remontar (44-46). Solo la veteranía de Sonseca y Narros mantuvo a flote la nave pamplonica.

El Plasencia no hizo más daño porque, a excepción de Medina, sus tiradores tuvieron su peor día. El 0/4 de Villarejo y el 1/8 de Gallardo fueron una losa (en un acumulado de 6/31) que torpedearon las opciones del equipo jerteño. El Navarra, sin hacer alardes y con 64-62 a falta de 03:30 para el final, acabó decidiendo cuando enganchó dos triples seguidos y cuando Sonseca quedó emparejado con Mario Álvarez. En ese par de minutos de tremenda superioridad física, miguita a miguita, el exinternacional decantó el partido.

Al final, el Plasencia llegó a los últimos tres minutos desfondado y sin ideas. Incluso, llegó a peligrar el average de +15 que llevaba de tierras extremeñas.
José Antonio Medina, ante Sonseca y Jiménez, en el partido de la primera vuelta.
Juan Carlos Ramos (Hoy) / El Extremadura Plasencia tiene esta noche, seguramente, el partido más complicado se los siete que le restan para completar la liga regular en el grupo Oeste de la LEB Plata. Visita la cancha de un Navarra que en las últimas jornadas está rayando al nivel del potencial con el que partía a inicios de temporada y lo tendrá que hacer tras viajar en el día los 580 kilómetros que separan Plasencia de Pamplona. A partir de las 20:30 horas, en el Pabellón Arrosadia. 

El Plasencia llega a esta cita en plena progresión ascendente y buscando encadenar por primera vez tres victorias seguidas. Ha recobrado todas sus opciones de meterse entre los seis primeros y clasificarse para la fase de ascenso, pero la red de seguridad es mínima. Si pierde, se quedará a dos partidos del sexto puesto y con solo seis jornadas por delante para neutralizar la desventaja. 

"Sabemos que la dificultad es grande, pero, después de estas dos victorias y el buen juego que hemos realizado, somos optimistas. Estamos en una situación de poco margen para el error, pero tenemos confianza en nosotros. Nuestra idea es hacer merecimientos para ganar", decía Rafa Sanz en la previa del partido. 

El Plasencia ya se impuso al Navarra en la primera vuelta (81-67) y tratará de repetir la gesta en Pamplona. "Saben jugar muy bien al baloncesto, tomar decisiones y leer la defensas contrarias. Por dentro, Sonseca es capaz de anotar y general. Y por fuera, tienen jugadores que se conectan muy bien, como Mazo o Marín", avisa Rafa Sanz. 

Las claves para tener opciones de triunfo, dice el entrenador cordobés, volverán a pasar por la defensa, tal y como sucedió en la primera vuelta. "Una defensa que no depende de la actitud o de la entrega. Depende de la técnica, de la sincronización y del entrenamiento. Nuestro objetivo es mejorar como equipo desde ahí". 

El entrenador del equipo navarro, Xabi Jiménez, también guarda máximo respeto a la visita del Plasencia. "Es un equipo que anota mucho, tanto por fuera como por dentro. Juegan fluido y rápido, suben bien las líneas y son el equipo de la categoría que más balones roba. Va a ser un partido muy complicado, debemos tener puestas todas las alertas”, advierte el técnico de los navarros. 

El Extremadura Plasencia ha viajado a Plasencia con sus diez jugadores disponibles, incluido Duane Morgan. El americano sufrió un corte profundo en el labio en el último partido y ha tenido que recibir puntos de sutura. 

Mientras tanto, la dirección deportiva sigue estudiando la posibilidad de reforzar la plantilla con un interior tras la marcha de Vladimir Tomasevic.

Nathan Fernández se dispone a entrar en línea de meta, con Andrés Serrano a la izquierda en el fondo.

El corredor placentino Nathan Fernández (Capex Extremadura) se ha proclamado vencedor de la Carrera San Silvestre de Plasencia, que se ha celebrado este lunes con salida y llegada en el Parque de Los Pinos. Nathan Fernández entró por delante de su compañero de equipo, el ballenato Andrés Serrano, y del triatleta placentino Sergio Moreno.

En categoría femenina, la mejor ha sido la cabezoleña Marta Cepeda (EA Plasencia).



Marta Reguero, ganadora en categoría femenina absoluta.


Arturo Fernández bota el balón ante la defensa de Jacob Round. / PALMA
Extremadura Plasencia
85
CB Tormes
51
EXTREMADURA PLASENCIA.
Duane Morgan (13), José Antonio Medina (10), Diego Gallardo (14), Arturo Fernández (9), Marcellus Roberts (4) –cinco inicial-, Pablo Villarejo (10), Germán Martínez (7), Javier Cartido, Roberto Domínguez, Mario Álvarez (15), Rodrigo Baíllo y Deng Mayot (5).
CB TORMES.
Jacob Round (7), Njegos Sikiras (4), Osas Ehigitor (10), Andy Ramírez (13), Víctor Moreno (7) –cinco inicial-, Juanjo Santana (5), Pedro de la Calle, Anrijs Miska, Juan Ramón Rivas (5) y Jorge Morán.
PARCIALES:

16-16, 40-30, 59-35 y 85-51.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
José Vázquez García y Javier Villanueva Tena.
INCIDENCIAS:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 400 espectadores.
























Juan Carlos Ramos (Hoy) / Plasencia


El Extremadura Plasencia vuelve a estar en el sitio desde donde partió a inicios de temporada, en la parrilla de salida de los equipos candidatos a jugar la fase por el ascenso a la LEB Oro. Después de muchas jornadas, vuelve a depender de sí mismo para estar entre los seis primeros del grupo oeste de la LEB Plata.

El equipo placentino sumó su segunda victoria y, seguramente, la más cómoda de las siete que lleva en su casillero. Y lo hizo en forma de correctivo sobre el CB Tormes, aquel equipo que infligió la derrota más dolorosa del Plasencia hasta la fecha tras remontar 14 puntos en los últimos dos minutos.

El partido en sí no tuvo más historia que la de los primeros 15 minutos, el tiempo que Osas Ehigitor tardó en venirse abajo tras tener que aguantar todo el peso interior y casi físico de su equipo. El Plasencia temía lo que pudieran dar de sí los exteriores salmantinos, pero estos completaron su peor partido de la temporada y el CB Tormes confió todas sus opciones al pívot internacional Sub-20.

Ehigitor hizo daño por dentro en los primeros minutos, con ocho puntos casi seguidos. Ni Roberts ni Mayot sabían frenarle cuando comenzaba a pivotar en la pintura. Por fuera, ambos equipos compitieron en bajos porcentajes de tiro y eso se tradujo en un deslucido 16-16 al final del primer cuarto.

La igualdad duró hasta que el Plasencia se puso a apretar la salida de balón de los salmantinos. Los errores y las precipitaciones visitantes llegaron en cascada y la hemorragia se hizo irreparable. Solo una extraña disparidad de criterio arbitral en ciertas acciones impidió que la máxima extremeña fuera de más de diez al descanso (40-30).

En la segunda parte, el Plasencia finiquitó la victoria en los primeros compases tras tres o cuatro acciones más de intensidad. El CB Tormes bajó los brazos y en este periodo no fue capaz de anotar más que con triple de Víctor Moreno y un palmeo involuntario de Mario Álvarez a su propia canasta.

Con 64-38 y diez minutos por disputarse, Rafa Sanz trató de dar protagonismo a jugadores que más sensaciones necesitan coger, caso de Villarejo, Cardito o Mayot, que acabó eliminado tras pasarse de frenada a juicio de los árbitros. También tuvieron protagonismo Roberto Domínguez y Rodrigo Baíllo, dos juniors que desde esta semana echan una mano en los entrenamientos.
Los jugadores de la UP Plasencia celebran el 0-1 de Arroyo ante el Jerez.
Jerez CF
0
UP Plasencia
1
JEREZ CF.
Álex, Pedro, Carlos Arias, Ferreirinha, Pardo, Ablanque (Joaquín, m.74), Dylan, Miguel Pérez (Ramiro, m.62), Chema, Juanito de la Cruz y Jony.
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Juanals, Pedro Gilarte, Edet, Borja Encada (Manu Moreira, m.80), Tano (Carlos Valverde, m.46), Arroyo, Kevin, Javi López (Kofi, m.57) y Aarón.
GOLES:

1-0 (m.8): Aarón. 2-0 (m.20): Kevin. 3-0 (m.45): Edet. 4-0 (m.76): Tano.
ÁRBITRO:
Alberto Garro Sánchez. Mostró tarjetas amarillas a Miguel Pérez, Chema, Ramiro, Carlos Arias y Juanito de la Cruz, del Jerez; y a Edet y Aarón, de la UP Plasencia.
INCIDENCIAS:
Ciudad Deportiva Manuel Calzado Galván, 150 espectadores.






Juan Carlos Ramos / Jerez de los Caballeros


La UP Plasencia andaba buscando una victoria de prestigio fuera de casa y la halló en uno de los campos más complicados de la categoría como es el del Jerez CF. Triunfo por la mínima gracias a un gol de Arroyo que le sitúa a tres puntos del cuarto puesto al final de la primera vuelta.

Sobre un césped imposible, el Plasencia trató de llevar la iniciativa del juego y proponer un fútbol de criterio y de pase al pie. El Jerez, más consciente de las opciones que ofrecía el pasto, fue mucho más práctico y se centró en servir balones largos a las internadas por banda de Juanito de la Cruz y Miguel Pérez. El sistema placentino de tres centrales y dos carrileros largos daba pie a ello.

De esta forma, las únicas ocasiones de la primera parte –y todas muy claras- fueron templarias. Empezó avisando Dylan tras recortar a Sergio Moya y mandando alto tras quedarse sin ángulo; siguió Miguel Pérez tras un disparo a bocajarro que tapó Sergio Moya con el cuerpo; y acabó Juanito de la Cruz en un cabezazo que se fue al poste.

Con el cambio táctico a un clásico 4-4-2, con la entrada de Carlos Valverde por Tano, el Plasencia se sintió mucho más cómodo y el Jerez ya apenas inquietó la portería de Sergio Moya. La UPP se puso el mono de trabajo y ahí sobresalió la implicación de Kevin, excepcional a pesar de no tirar un solo tiro a puerta en todo el partido.

La rúbrica llegó en el minuto 59, tras una buena jugada por banda derecha y un mejor centro de Belli al segundo palo. Allí encontró la cabeza de Arroyo para establecer el 0-1 que decidió el encuentro.

Con la entrada de juego de Ramiro, el Jerez CF apostó todas sus opciones al juego directo y a las prolongaciones del veterano ariete verdinegro. Ahí estuvo impecable la zaga placentina para neutralizar todo el peligro local.

HAZ CLICK SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE
Kevin celebra con Borja Encada el último gol con la UP Plasencia.
Juan Carlos Ramos / Peligro de desconexión en Jerez de los Caballeros. Jerez y UP Plasencia se ven las caras en el final de la primera vuelta con la necesidad de sumar tres puntos si no quieren quedar descolgados con la mitad del campeonato por delante. En el peor de los casos, los verdinegros pueden quedar a siete puntos de los cuatro primeros y los placentinos, a ocho.

El quinto y el sexto clasificado de la liga miden fuerzas con dinámicas que tratan de revertir. El Jerez ha cosechado dos derrotas seguidas después de haber sumado seis triunfos que le habían aupado a puestos de playoff. El Plasencia, por su parte, ha logrado una sola victoria en los nueve partidos que ha disputado a domicilio, si bien siempre se ha mostrado como un equipo competitivo y ha conseguido empatar en campos como los del Cacereño o el Coria. En Jerez buscará su primera victoria de prestigio fuera de casa.

Para el Plasencia esta semana también ha sido de reuniones para tratar de dar solución a los retrasos en las nóminas de los jugadores. La plantilla cobró este viernes una parte de las cantidades pendientes y se espera que la próxima semana se complete la liquidación.

En cuanto a las novedades deportivas, Fede Tobler y Pedro Gilarte regresan tras cumplir un partido de sanción por acumulación de amonestaciones, mientras que Manu Moreira entra en la convocatoria tras superar una rotura fibrilar. Se caen de la lista Flórez y Alfonso Bernal, ambos con las molestias físicas de semanas atrás.

Con estos ingredientes, la UPP tratará de asaltar el Manuel Calzado Galván, tal y como hizo la temporada pasada. Para Luismi, técnico placentino, es un partido muy importante, pero no definitivo. "Todavía queda muchísimo, pero está claro que es vital para reforzar aspectos mentales y anímicos. Si nos vamos de vacaciones habiendo cobrado y cerca del playoff, va a ser muy positivo de cara a la segunda vuelta", dice el entrenador de la UPP.

Enfrente, tendrán a un Jerez y un campo igual de complicados. "El estado del césped no nos asusta porque nosotros lo tenemos igual. Hay que estar concentrados los noventa minutos, porque ellos no se van a poner nerviosos si el marcador es de 0-0 bien entrado el partido", señala.

Jerez: Álex, Pedro Oliva, Carlos Arias, Ferreirinha, Barrero, Ablanque, Dylan, Chema, Juanito de la Cruz, Miguel Pérez y Ramiro.

UP Plasencia: Sergio Moya, Belli, Fede Tobler, Edet, Borja Encada, Javi López, Arroyo, Pedro Gilarte, Tano, Aarón y Kevin.

Árbitro: Alberto Garro Sánchez.

Campo: Ciudad Deportiva Manuel Calzado, 17:00 horas.

Manuel García Rodríguez, en lo alto del podio sub-16 en Almendralejo. AT. MITREO
El Parque de las Mercedes de Almendralejo acogió el pasado domingo el Cross Internacional del Vino, tercera jornada puntuable para la Liga Extremeña de Campo a Través.

La Escuela de Atletismo Plasencia volvió a estar presente con una nutrida representación de deportistas, que cosecharon excelentes resultados tanto a nivel individual como colectivo.

El equipo placentino logró cinco medallas individuales, donde destacó el primer puesto del cadete Manuel García, que está demostrando encontrarse en un excelente momento de forma. Ya ganó la primera prueba de la Liga Extremeña en Torrejoncillo.

Por equipos hubo dos victorias: la del del conjunto absoluto masculino y la del sub-14 masculino.

MEDALLERO INDIVIDUAL
- 1º Sub-16 Masculino: Manuel García. 
 - 2ª Sub-18 Femenino: Laura Pérez. 
 - 2º Sub-18 Masculino: Sergio Moreno. 
 - 2º Sub-14 Masculino: Víctor Hernández.
 - 3º Master B Masculino: Toño Sánchez.

MEDALLERO POR EQUIPOS
- 1º Absoluto Masculino: Javier Barragán, Julio Antonio Iglesias y Héctor Carrascal.
 - 1º Sub-14 Masculino: Víctor Hernández, Óscar Gaitán, Iván de Pedro, Carlos Gaitán, Íker Flores y Jorge Herrero. 
 - 2º Sub-18 Femenino: Laura Pérez, Celia Martín, Malena Valhondo y Eva Cuenda.
 - 2º Master A Masculino: Toño Sánchez, Óscar Fernández y Raúl Sánchez.
 - 3º Sub-18 Masculino: Sergio Moreno, Mohamed Mohamed y Nahum Melchor.
 - 3º Sub-16 Masculino: Manuel García, Adrián Tercero, Eduardo Ramos y Alberto Torija.
Foto de familia del Gimnasio Losan en el Campeonato de Extremadura de Taekwondo.
La Ciudad Deportiva de Cáceres acogió el pasado sábado el Campeonato de Extremadura de Taekwondo, cita puntuable para el calendario de competición 2019.

El equipo placentino del Gimnasio Losan fue uno de los grandes protagonistas del certamen. Presentó un total de 31 competidores, de los que 29 lograron medallas.

Todo un éxito para el equipo de Manuel Mendo, que se alzó con 8 medallas de oro, 11 medallas de plata y 10 medallas de bronce.
Natalia Pizarro recibe la felicitación de sus compañeros en un descanso.
Gran bagaje para el CP Miralvalle en la primera vuelta de la 1ª División Nacional Femenina, donde ha cerrado la primera parte de la competición como colíder junto a Al-Qazeres y CEI Toledo con una sola derrota. Estos tres equipos y el Hotel Los Llanos CB UCA jugarán la Copa nada más iniciarse el 2019. Lo harán el 12 y 13 de enero en sede aún por determinar.

Su última victoria llegó ante el CEI Toledo (83-74), donde destacaron los 38 puntos de la americana Jasmine Jalay en un partido que resultó más igualado de lo esperado.

En la primera mitad, juego dinámico en transición del CEI Toledo le servía para marcharse mandando por +7 al final del primer cuarto y lograr un +9 como máxima diferencia ellas nada más iniciarse el segundo. 

A partir de ahí, el partidazo de Jasmine Jalay se hizo patente. El Miralvalle igualó el choque al descanso y lo rompió de forma definitiva en la segunda mitad para colocar en su casillero su quinta victoria.
Marta Cepeda, en el último Encuentro de Atletismo Diputación de Cáceres celebrado en Plasencia.
Las pistas Carlos Gil Pérez de Salamanca acogieron el I Control Autonómico Absoluto de Atletismo en Pista Cubierta, que registró una alta participación de deportistas en busca de las mínimas para los Campeonatos de España de Invierno.

Entre todos ellos se encontraba Marta Cepeda (E.A. Plasencia, 2002), que se alzó con dos mínimas para el Campeonato de España Sub-18 en Pista Cubierta que se celebrará los días 9 y 10 de marzo en Valencia.

Por una parte, logró la mínima en los 60 metros libre con un tiempo de 8 segundos justos.

Por otra, logró la mínima en salto de altura con un mejor intento de 1,58 metros, que supone además récord de Extremadura absoluto en Pista Cubierta. El anterior lo tenía la placentina Cristina Rovira.

Además de esto, Marta Cepeda y su entrenador Toño Sánche han sido convocados por la Federación Española de Atletismo para la concentración nacional de medio fondo que tendrá lugar en la localidad de Hornachuelos (Córdoba) del 26 al 30 de diciembre.
Marcellus Roberts bota ante la presencia de Faye en la cancha del Ávila. / CB PLASENCIA AMBROZ
Ávila Auténtica
75
Extremadura Plasencia
87
ÁVILA AUTÉNTICA.
Harol Cazorla (9), Guillermo Mulero (16), Lawrence-Ricks (5), Manu Vázquez (2), Sidao Santana (12) -cinco inicial-, Alfonso Ortiz (8), Faye (1), Berni García (22) y Bassirou Gueye.
EXTREMADURA PLASENCIA.
José Antonio Medina (17), Arturo Fernández, Diego Gallardo (21), Duane Morgan (14), Marcellus Roberts (13) -cinco inicial-, Germán Martínez (8), Javier Cardito (3), Deng Mayot (6) y Mario Álvarez (5).
PARCIALES:

14-16, 37-41, 56-56 y 75-87.
+Estadísticas.
ÁRBITROS:
José Luis López Córdoba y Jorge González Zumajo.
INCIDENCIAS:
Múltiples Carlos Sastre de Ávila.
























Juan Carlos Ramos / Plasencia


El Plasencia se resiste a dejar de luchar por los playoffs por el ascenso. En Ávila sabía que no tenía margen de error si quiere estar entre los seis primeros y dio un golpe sobre la mesa. En su mejor partido fuera de casa –o al menos, el más completo-, superó con merecimiento al equipo abulense (75-87) después de sobreponerse a un carrusel de alternancias en el marcador y a un porcentaje de triples local que bien entrado el último cuarto era del 70%.

Fue un partido serio de principio a fin, sin apenas lagunas o desconexiones. Y también de francotiradores, porque el Plasencia también brilló en ese sentido. Y eso que uno de los grandes protagonistas, Diego Gallardo, arrancó con cuatro triples fallidos que le relegaron al banco. De esta forma, las primeras ventajas se sustentaron en las defensas (14-16).

En ese aspecto, en el segundo cuarto, destacó el trabajo del gigante Deng Mayot, que supo frenar a Sidao. Con el viento a favor, tres triples seguidos dispararon la máxima (20-31). Lo malo es que el descanso de Mayot no encontró relevo en Roberts, desaparecido hasta la segunda parte, y el Ávila llegó vivo al descanso (37-41).

En la reanudación del partido se secó el caudal ofensivo placentino. Solo Gallardo era capaz de combatir el arsenal de Mulero o Berni García. Con 56-56 se llegó al desenlace.

El Ávila las empezó a meter desde cualquier distancia más allá del 6,75 y con el 70-69 parecía repetirse la historia de siempre. Sin embargo, el Plasencia no perdió la compostura y vacunó a los verderones con su propia medicina, con Medina y Gallardo apuntillando desde la línea de tres y logrando una máxima de doce (70-82) con la que no sufrir a falta de dos minutos.
Los jugadores de la UP Plasencia celebra el 1-0 de Aarón ante el Llerenense. / EDUARDO RAMOS
UP Plasencia
4
AD Llerenense
0
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Álvaro Juanals, Edet, Arroyo, Pablo Bueno, Tano (Sosa, m.78), Borja Encada (Pedro Blanco, m.75), Javi López (Kofi, m.58), Aarón y Kevin.
AD LLERENENSE.
Juan, Luis, Lolo (Stijn, m.84), Noni (Juan Hernández, m.46), David de Diego, Zury, Miguel, Chino, Mario Tomé, Raúl y Chascale (Mario Luis, m.67).
GOLES:

1-0 (m.8): Aarón. 2-0 (m.20): Kevin. 3-0 (m.45): Edet. 4-0 (m.76): Tano.
ÁRBITRO:
José Luis Rubio Álvarez. Mostró tarjeta amarilla a Chascale, del Llerenense.
INCIDENCIAS:
Estadio Municipal, 650 espectadores.































Juan Carlos Ramos / Plasencia


Al Plasencia no hay quien le tosa en el Municipal. Lo hizo el Mérida en su día, pero, antes y después, nadie más. La UPP volvió a apelar a su enorme pegada en su propio terreno de juego para ganar sin problemas al Llerenense (4-0) y seguir enganchado a lucha por el playoff. Su gran asignatura pendiente es lograr un resultado de prestigio fuera de casa. Y el próximo sábado juega en Jerez. Será una final anticipada, ya que uno de los dos puede quedar descolgado.

El Plasencia no necesitó pisar el acelerador para lograr una victoria cómoda. Llegaba a esta cita con cinco bajas importantes, pero es que el Llerenense comparecía sin media plantilla. Tanto es así que hasta cuatro futbolistas juveniles acabaron el partido sobre el césped.

Y cuando a Aarón le dio por cabecear a la red un saque de esquina botado al segundo palo, se acabó el partido. Y solo habían transcurrido ocho minutos de juego (1-0).

El Llerenense trató de mantener la cara y cruzar con frecuencia la divisoria en busca de la igualada. Quiso jugar alegre y eso ofreció espacio al Plasencia, que no hubiera encontrado de otra forma en el fangal del Municipal, donde solo se pueden ver dos tipos de acciones: malabarismos y juego directo.

De una de las pocas triangulaciones que permitió el tapete placentino nació el 2-0, en el minuto 20. El desborde de Borja Encada y su posterior centro lo definió Kevin en el primer palo.

El argentino persiguió el doblete durante todo el partido. Y se le resistió todas las veces. En la más clara, al filo del descanso, su cabezazo en vaselina superó a Juan, pero Edet sobre la línea de gol, para asegurar el 3-0, le robó la autoría del tanto.

En la segunda parte, el Plasencia entró en modo hibernación y el Llerenense incluso llegó a merecer el gol del honor. Hubo pocas ocasiones, ahora más repartidas, pero el único que supo transformar alguna fue el Plasencia. Ese definitivo 4-0 llegó a un cuarto de hora para el final, cuando Tano zapateó desde la frontal a la cepa del poste.

El resto del encuentro cedió protagonismo a la cantera. Por parte placentina se estrenó el cadete placentino Jorge Sosa, de solo 15 años, siguiendo la estela de otros que debutaron con su misma edad y que fueron internacionales con la Selección Española, como Deco o el meta Alberto Sánchez. Por parte llerenense, hasta cuatro futbolistas juveniles acabaron el partido sobre el césped: Raúl, Juan Hernández, Mario Luiz y Stijn.