Header Ads

Sabor placentino en el Torneo de 3x3 de Malpartida


Es todavía modesto, pero se trata de uno de los grandes eventos del calurosos verano deportivo extremeño. Durante todo el sábado, pasada la una de la madrugada, se disputó en Malpartida de Cáceres el Torneo de 3x3 de baloncesto en la calle. La presencia de 78 equipos en total, que jugaron 114 partidos, inundó de canastas la localidad, que disfrutó al máximo con un evento que cuenta ya con siete años de antigüedad. Hubo un gran ambiente.
Lo más llamativo es que cada año hay más y más jugadores del ámbito profesional que acuden a enfrentarse en las pistas instaladas en el centro de Malpartida. Se mezclan quienes tienen el baloncesto como forma de vida con simples aficionados, pero siempre con el sabor del basket callejero, el que, aseguran, es mucho más auténtico que el de los pabellones.
Nombres propios
Por poner un ejemplo, los cuatro componentes del equipo vencedor de la categoría masculina absoluta --los cacereños Lorenzo Díaz y Miguel Angel Conejero, el pacense Chus Poves y el placentino Pablo Bayle--, han jugado o juegan en las LEBs o en EBA. Vencieron a la final a un cuarteto también bastante experimentado y compuesto por Miguel Guillén, Roger Fornas, Angel Barrantes y José Moreno. Guillén y Barrantes fueron los respectivos vencedores de los concursos de triples y mates.
En la categoría femenina el triunfo se quedó en casa. Jugadoras del BAM de Malpartida (Iris Martín, Isa Moreno, Pilar Alcántara y Cristina Montes) pudieron en el encuentro decisivo al equipo placentino de Alba Sánchez, Miriam García, Ahinara Blanco y Silvia Romero. Elena Corrales y María José Rodríguez, del Al-Qazeres, se quedaron en semifinales.
Hubo tres campeones más: los de sub-16 masculina (Alberto García, Daniel García, Javier Rojas y Antonio Bohigas), sub-16 femenina (Sara Bonilla, Patricia Zurita, Raquel Sánchez y Alba Díaz) y sub-12 mixta (Adolfo Paños, Pablo Mogollón, Gonzalo Agúndez y Javier Vasallo), además de un vencedor de la competición sub-16 de triples, Adrián Costa.

No hay comentarios