Header Ads

La fecha de la final de la Copa Extremadura, estancada

El Cáceres posa con el trofeo de la última Copa Extremadura en 2011.
Diario Hoy / Faltan dos semanas para la fecha en la que teóricamente se tendría que disputar la final de la Copa de Extremadura de baloncesto y, a día de hoy, sigue sin haber un acuerdo entre los clubes implicados y la Federación Extremeña de Baloncesto (FExB) sobre el día en que se disputará el partido. Los diferenets intereses deportivos del Cáceres de LEB Plata y el Plasencia de EBA han impedido por el momento encontrar una solución.
Cuando a principios del mes de octubre se anunció que este año volvería disputarse la Copa de Extremadura se fijó el sábado 21 de diciembre como fecha para la final. En ella el Cáceres se enfrentaría, en una sede por determinar, al ganador de una eliminatoria previa entre los dos equipos de liga EBA de la región, que resultó ser el Plasencia.
Sin embargo ahora hay fecha, pero no sede. La FExF confirmó la semana pasada que la final se jugará en el pabellón de Navalmoral de la Mata, el único con pista de parqué que hay en la provincia fuera de Cáceres y Plasencia. Sin embargo se ha encontrado con una solicitud del equipo del Jerte para cambiar la fecha, puesto que el club ya le había prometido a sus jugadores que tendrían vacaciones tras el último partido de liga antes del parón navideño, que es el 14 de diciembre.
El Plasencia ha ofrecido varias fechas alternativas al día 21, pero todas entre semana, y ninguna de ellas cuadra con los intereses del Cáceres. El conjunto de Ñete Bohigas también tiene su último partido antes del parón el 14 de diciembre, pero puesto que no vuelve a jugar liga hasta el 4 de enero, en su planificación figura seguir trabajando durante la semana siguiente, jugar el día 21 para no perder en exceso ritmo de competición y dar después unos días de vacaciones a la plantilla antes de regresar al trabajo el 26 de diciembre.
El Plasencia no se niega a jugar el día 21, pero avisa de que de hacerlo tendría que presentarse en el partido con tan sólo tres jugadores del primer equipo, los tres que viven en Plasencia, pues el resto ya han comprado los billetes hacia sus lugares de origen. Todos los demás serían juniors de la cantera, algo que a todas luces le quitaría cualquier tipo de interés deportivo al evento, y eso es algo que a la Federación no le interesa pues su intención es fortalecer la Copa, no debilitarla.
La otra posibilidad sería retrasar la final a los meses de enero o febrero. En alguna ocasión se ha disputado el fin de semana que se juegan la Copa Príncipe y la Copa Adecco Plata, que este año son el 1 de febrero, pero el Cáceres no puede comprometerse en esa fecha porque tiene serias aspiraciones de clasificarse para jugar la Copa Adecco Plata. «El problema es que no hay fechas», apuntaba ayer Ñete Bohigas.
La situación se encuentra por lo tanto estancada, y de hecho ayer por la tarde ni siquiera era seguro que la final de la Copa de Extremadura se fuera a disputar. La FExF no quiere imponer una fecha de forma unilateral, sino que prefiere que en este tipo de situaciones prime siempre el consenso entre los clubes.
Ñete Bohigas dijo que se encuentran a la espera de que la Federación les comunique algo definitivo, puesto que de no disputarse la final de la Copa el día 21, el club verdinegro tendría que organizar para esa fecha un partido de preparación. «Está programado y tendríamos que hacer algo, aunque sea algo entre nosotros, porque no podemos estar sin competir desde el 14 de diciembre hasta el 4 de enero», indicó.

No hay comentarios