Pin It

PREVIA. Plasencia-Navarra: la LEB Plata regresa a La Bombonera

estadio placentino | viernes, septiembre 29, 2017 |

Carlos Díaz da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto.
Juan Carlos Ramos / La LEB Plata regresa a La Bombonera. Cinco años y medio después de acoger su último partido en esta categoría, el Pabellón de la Ciudad Deportiva volverá ser escenario de un encuentro de liga profesional. El Extremadura Plasencia, nueva denominación del Ambroz, recibirá este sábado a partir de las 18:30 horas al Basket Navarra. 

Se enfrentarán un equipo muy joven y recién llegado a la categoría frente a otro ya consolidado en la LEB Plata y que ha trazado un proyecto muy ambicioso, destinado a estar en los puestos de cabeza desde la primera jornada. 

El teórico favoritismo de los navarros no asusta al conjunto placentino, que ha completado una pretemporada de menos a más y que quiere dedicar a sus aficionados en la LEB Plata después de un lustro. 

"La última victoria ante Morón nos ha dejado buenas sensaciones. El equipo viene trabajando muy bien y llegamos con muchas ganas. El Navarra conoce la liga y tiene un bloque asentado, pero nosotros queremos aprovechar el factor cancha. Tenemos un buen nivel físico para plantar cara", señalaba Carlos Díaz en la rueda de prensa previa al partido. 

El técnico del Plasencia reconocía que algunos jugadores arrastran molestias físicas. Seydou tiene un edema óseo en la rodilla y no ha podido entrenar con normalidad y Erik Kinney sufre una contractura en el abductor y va a llegar muy justito. 

"Quizás en los primeros partidos pequemos de falta de experiencia, pero queremos compensarlo con ilusión y con trabajo. Somos un equipo joven, con mucho descaro y con mucha agresividad. Creo que vamos a hacer un baloncesto vistoso y alegre, lo vamos a dejar todo en la pista", decía Carlos Díaz.

El Navarra está llamado a ser un equipo importante en la categoría de la mano de David Mangas, que inicia su primer proyecto lejos de Ávila. Su principal estandarte será Iñaki Narros, que estará rodeado por una mezcla de jugadores que destacaron en la liga la pasada temporada y de apuestas interesantes llegadas del extranjero. 

Adrián Fuentes, base del Plasencia, los conoce bien, ya que jugó en Pamplona la temporada pasada. "Es muy buen equipo, con cuatro o cinco jugadores que ya tienen un nombre en la liga. Por dentro es un equipo duro, pero creo que dependemos de nosotros mismos. Si tenemos hambre y en ataque estamos ordenados vamos a poder pegarles un bocado". 

El jugador malagueño reconoce que la plantilla tiene ganas de quitarse la espinita del partido de presentación ante el Zamora, quizás el más discreto de la temporada. "Todo el mundo quiere agradar y a veces queremos hacer más de lo que debemos. Quizás nos pudo la ansiedad y el nerviosismo, pero quiero hacer un llamamiento a los aficionados para que estén tranquilos y tengan paciencia con nosotros. No nos vamos a rendir".

Categoría : , ,