Pin It

LEB Plata. El Plasencia sigue sin saber jugar los últimos segundos (69-65)

estadio placentino | viernes, febrero 23, 2018 |

Nacho Díaz levanta a Sidibé con Mario Álvarez en el fondo. AP ABOGADOS
HLA Alicante
69
Extremadura Plasencia
65
HLA ALICANTE.
Chapela (15), Lobo (17), Outerbridge (2), Sidibé (8), Lafuente (4) -cinco inicial-, Fernández (9), Kinseley, Nacho Díaz (4) y Grossenbacher (10)
EXTREMADURA PLASENCIA.
Fuentes (10), Sierra (9), Martínez, Mario Álvarez (7), Aboubacar (16) –cinco inicial–, Poston (3), Álex Galán (3), Rafa Casanova (12) y Mendes (5)
PARCIALES:

22-15, 36-31 (descanso), 44-45 y 69-65 (final).
ÁRBITRO:
Gómez Luque y Marqueta Gracía.
INCIDENCIAS:
Campo Municipal Julián Pabellón Pedro Ferrándiz




















Redacción / Alicante


Si los partidos de baloncesto duraran 39 minutos, seguramente el Extremadura Plasencia estaría peleando por el título de liga. Da igual las jornadas que pasen y la experiencia que se vaya acumulando, el equipo placentino es incapaz de afrontar con talante ganador los últimos segundos y no parece que eso vaya a cambiar.

Su última derrota en el alambre vino en una cancha de uno de los favoritos como la del Alicante, con un guion muy parecido a la de hace dos semanas en Granada. En esta ocasión fue Adrián Fuentes el que tuvo la bola ganadora con 67-65 en el marcador. Quiso jugársela de dos buscando la prórroga y el balón no tocó ni el aro. La antideportiva posterior en el último segundo dejó el marcador en un el definitivo 69-65.

Lo malo de esta incapacidad para sacar adelante los partidos igualados es que a veces se olvida el gran trabajo que se ha realizado en los anteriores 39 minutos. Y a excepción de unos primeros quince minutos muy fríos, en el que Alicante se puso con +15 (36-21), el encuentro del Plasencia en líneas generales es de mucho mérito.

Tras ese 36-21, los extremeños se pusieron las pilas en defensa y, con una gran dirección de Adrián Fuentes, respondieron con un parcial de 0-10 para dejar abierto el partido al descanso (36-31).

Los alicantinos siguieron nulos tras el descanso, ya sea por su falta de acierto o por la gran defensa visitante. El Plasencia, sin embargo, también mostraba carencias de cara al aro. El desatascador oficial, Dylan Poston, estaba en el banco con cuatro faltas.

Los de Carlos Díaz se llegaron a poner cuatro arriba en el último cuarto (44-48). Bien hubieran podido disfrutar de una renta más jugosa, pero, al igual que en Granada, dejaron al Alicante con vida por no saber cerrar el rebote defensivo.

El resto ya es historia, lo que hace que el Plasencia pueda volver a caer a puestos de descenso tras la finalización de esta jornada.

Categoría : , ,