Header Ads

La UPP iguala el peor arranque de liga de su historia


Miguel Plaza / Pocos aficionados recuerdan un inicio tan desastroso como el que está ofreciendo la UP Plasencia, alcanzando las cifras del peor arranque de su historia, que data de hace 26 años. Ni ni siquiera la temporada del último descenso, con Barbero en el banquillo, se había empezado tan mal. La última derrota ante el Extremadura UD (4-1) provoca que haya que irse muchas campañas atrás para encontrar unos guarismos similares a los actuales.

Lo más parecido que se recuerda de una apertura tan desoladora ocurrió la temporada 1987/1988, cuando comenzó de manera muy parecida, perdiendo también los cuatro primeros encuentros ante RSD Alcalá (1-2), Real Ávila (4-0), At. Madrileño (0-2) y Córdoba CF (2-0). A partir de la quinta jornada levantó el vuelo tras empatar en el Helmántico ante el Salamanca (0-0), consiguiendo con éxito al final de curso la permanencia.  Sin embargo, a diferencia de la actual, cabe matizar que el equipo competía en una categoría superior, en el grupo III de la Segunda División B, y que durante todo el mes de septiembre tuvo poco descanso en sus fechas. La UPP participó en dos competiciones oficiales, Liga y Copa del Rey, con eliminatorias a doble partido donde en la primera ronda eliminó al CP Cacereño y en la segunda cayó ante el CD Badajoz, militando ambos en la  categoría de bronce. La confianza en la plantilla y el técnico, Paco Melo, fue absoluta, manteniéndose el bloque al completo.
Así iba la clasificación en la 4ª jornada de Segunda B en la 87/88.

En la actualidad, el farolillo rojo no es fruto de la casualidad tras un verano de continuos vaivenes donde las necesidades económicas forzaron una tardía planificación que se llevó por delante a David Salvo, y, curiosamente, la rotación en el sillón presidencial de Ceferino Cuarto por Ignacio Díaz, lamentándose ahora en silencio el terreno perdido entre tantas idas, venidas y esperas no sirviendo más que para mermar el potencial de un equipo que ha empezado la primera vuelta ofreciendo una cara muy distinta de la que mostró el año anterior. 

No hay comentarios