Header Ads

Los pescadores placentinos exhiben sus medallas nacionales


Diario Hoy - Iris Donoso / Si hay un deporte que dé alegrías a Plasencia ese es, sin duda, la pesca. Siete fueron los competidores placentinos que se convirtieron en medallistas nacionales en el campeonato de España por autonomías que se celebró entre el 27 y el 28 de junio en el embalse de Santa Ana, próximo a Tarazona (Zaragoza). 

De esta manera, Miguel Doncel Pulido se convertía en subcampeón de España al formar parte de la selección extremeña en la categoría U-18. En la categoría inmediatamente superior, U-23, todos los componentes proceden de las escuelas de pesca de Plasencia y lograron traer hasta la capital del Jerte la medalla de bronce en un campeonato nacional. Conforman la selección Jairo Iglesias Miranda, actual campeón de Extremadura en esta categoría, Daniel Merchán Antón, Javier Antón Tejeda, Alberto Miranda Sánchez, Francisco Calle García y Ángel Álvarez Tejeda. 

El camino para llegar hasta aquí no es fácil. Los jóvenes tienen que conseguir primero clasificarse en el campeonato provincial y en el regional y sólo los mejores pueden competir a nivel nacional. En este caso, la clasificación se celebró el año pasado en el embalse de Gabriel y Galán. Para lograr el mejor nivel, los deportistas se preparan durante todo el año en las escuelas municipales de pesca que hay en las dos sociedades de pescadores de la ciudad: Virgen del Puerto y Unión de Pescadores de Plasencia. Allí reciben clases teóricas y prácticas sobre las diversas modalidades de pesca y organizan campeonatos sociales.

Una semana antes de la cita los pescadores se entrenan en el escenario de la competición: «La semana antes vamos al lugar donde va a ser el campeonato y hacemos mangas de tres horas, mañana y tarde, igual que las oficiales», afirma Jairo. «Tenemos que entrenar mañana y tarde para saber cómo están los peces a diferentes horas», aclara Daniel. «Aquí entrenamos más en verano, cuando no tenemos que estudiar y tenemos tiempo libre para ir a pescar», añade Alberto. 

Muy difícil 
Los primeros entrenamientos que realizaron en el embalse de Santa Ana fueron bien, pero las tormentas y el cambio de temperatura afectaron a las condiciones de pesca.«Pensábamos que íbamos muy bien preparados porque las condiciones eran similares a las de un charco aquí cerca, pero el tiempo complicó mucho el campeonato», afirma Ángel. «Cada día de entrenamiento iba a peor y el tamaño de los peces disminuyó. Estábamos sacando peces grandes durante los entrenamientos, de un kilo más o menos, y en el campeonato eran de 200 o 300 gramos». 

El presidente de la Federación Extremeña, Miguel Bonifacio, estuvo junto a los chicos durante toda la semana en Tarazona y asegura que «el campeonato fue muy duro, técnicamente muy complicado. Los chavales, muy bien guiados por los delegados, consiguieron una medalla que significa mucho. En los años que llevo viendo campeonatos de España, este es el más difícil técnicamente en el que he estado. En cada entrenamiento la situación era distinta. Incluso en el campeonato, de un día a otro, la situación cambió completamente». 

La única categoría que no obtuvo medalla en esta prueba fue la de U-14, selección compuesta exclusivamente por placentinos: Benjamín Sánchez Calzas, Óliver Barbero Álvarez, Adrián Fernández Parra y Juan Ángel García Pozas. Sin embargo, los tres primeros consiguieron acceder a la condición de deportistas de alto nivel y Juan Ángel, que ya ostentaba esta distinción, la mantendrá. Pertenecer a la alta competición conlleva que podrán luchar por clasificarse para competir en el próximo campeonato mundial. 

Y no han sido los únicos. Ángel Álvarez y Daniel Merchán, de la categoría U-23, también han logrado esta distinción, por lo que acompañarán a Jairo Iglesias, que ya pertenecía a este grupo. Daniel se mostraba esperanzado ante este nuevo récord: «Tenemos que intentar clasificarnos para el mundial U-23. A casi todos nosotros nos queda un año en esta categoría porque después ya tendríamos que pasar a la absoluta». 

Los que ya han vivido esta experiencia son sus compañeros Alberto Miranda y Javier Antón, que compitieron en el pasado campeonato mundial que se celebró en Eslovenia en la categoría U-18. «Es muy distinto, pero se aprende mucho. La gente que va contigo te enseña todo lo que sabe para que lo hagas lo mejor posible», dice Alberto. 

La pesca el Plasencia es cada vez un deporte con más aficionados y con mejor cantera. En los últimos siete años, entre las dos escuelas municipales, se han logrado unas 45 medallas. «No hay ni una sola ciudad en España que tenga estos números», declara Bonifacio. «La cantera de Plasencia es la mejor de Extremadura. Los chicos tienen una gran trayectoria, con una calidad técnica y competitiva muy grande». 

«Llevamos pescando desde los cuatro o cinco años. Nos lo inculcaron nuestros padres o nuestros amigos», declara Jairo. «Hay muy buen ambiente entre nosotros y en Plasencia hay muy buenos charcos. Eso ayuda mucho», agrega Ángel. 

Pero aún hay un placentino que puede lograr otra medalla. Es Christian Hernández Panadero que se ha clasificado para competir en el campeonato Salmónidos Mosca Juventud, que se celebrará en León.

No hay comentarios