Header Ads


PREVIA. El Miralvalle recibe al Joventut en el inicio de la Liga Femenina Challenge

Raúl Pérez da instrucciones a sus jugadoras en un partido de pretemporada. PALMA

Juan Carlos Ramos / Después de su sensacional debut la pasada temporada en la Liga Femenina 2, el Hierros Díaz Extremadura Plasencia dobla la apuesta y en la 21/22 tratará de volver a sorprender a todos en la recién estrenada Liga Femenina Challenge, segundo escalón del baloncesto profesional femenino.

No será nada sencillo, porque aparte de que el nivel de la nueva liga se multiplica exponencialmente, el club no ha podido retener a algunas de sus jugadoras más determinantes la pasada campaña, como Stacia Robertson, Princess Aghayere o Sofía Aínsa. Pero la liga ya está aquí y la adaptación de las nuevas, sobre todo de las extranjeras, es clave para que el Miralvalle pueda competir igual de bien que hace unos meses. “En pretemporada han demostrado que tienen calidad y que pueden hacer números. Aún les queda margen de mejora porque son jugadoras que vienen de otras ligas. Les falta tiempo, pero lo suplen con la calidad y la experiencia que tienen”, decía Raúl Pérez en la previa del partido.

El entrenador placentino ya tiene todo preparado para recibir a su primer rival de la temporada, el Joventut de Badalona, un equipo muy joven y con características similares. “Es un rival de nuestra liga, un partido que tenemos marcado en el calendario para intentar hacerlo bien y sacarlo adelante”, dice el técnico.

Y aunque Raúl Pérez apunta que es un equipo que a final de temporada pueda estar “peleando por los puestos de playoff”, la verdad es que la Penya llega sin dos de sus jugadoras más determinantes, ambas lesionadas: Minata Keita, que el año pasado en el Joventut promedió 12 puntos y 11 rebotes por partido; y Starr Breedlove, escolta que acabó con 14 puntos de media en el UCAM.

El Miralvalle, además, tendrá a su favor tendrá el calor de La Bombonera (sábado, 18:30 horas), que vuelve a acoger un partido de liga después de aquel que le dio el ascenso a la Liga Femenina Challenge. “En este pabellón es muy difícil ganar y donde es complicado jugar. La gente tiene muchas ganas de baloncesto y si nos acompañan 500 ó 600 personas se va a notar. Cuando tengamos momentos malos, podemos suplirlos con ese sexto jugador que es nuestra afición”, señala Raúl Pérez.

Una de las jugadoras que debutará en el Miralvalle es María González, base alicantina que precisamente jugó la pasada temporada en el Joventut de Badalona: “Es un equipo muy joven, pero va a dar mucha guerra. Ambos somos muy explosivos y la forma de jugar es muy similar”.

No hay comentarios