-
Pin It

Fase de Ascenso. El Plasencia mal, los árbitros peor (69-85)

estadio placentino | sábado, mayo 21, 2016 |

Pedro Fariña entra a canasta ante dos jugadores del Valencia.
Cintra Plasencia
69
Valencia Basket
85
CINTRA PLASENCIA:
Fariña (2), Bogdanovic, Cardito (10), Mario Álvarez (17), Bayle (12) –cinco inicial-, Gracia (2), Iglesias (3), Espadiña, Blázquez (13), Gacic (5), Luis García (5) y Fraile.
VALENCIA BASKET:
Duch (16), Guardia (10), Paños, Vera (14), Martínez (10) –cinco inicial-, Tirado (2), Rueda (15), Soriano (9), Company (7) y Galarza.
PARCIALES:
21-16, 42-34, 61-59 y 69-85.
ÁRBITROS:
Alejandro Aranzana y José Valle Iglesias. Sancionaron con técnicas a Jesús Porras, Sandro Gacic, Pedro Blázquez y Mario Álvarez (2, descalificante).
INCIDENCIAS:
Pabellón Ciudad de Plasencia, 1.500 espectadores.





































Juan Carlos Ramos / Plasencia


El Cintra Plasencia mal y los árbitros peor. O los árbitros mal y el Cintra Plasencia peor. Como quieran ustedes. El caso es que los cerca de 1.500 aficionados que acudieron ilusionados al inicio de la fase de ascenso a la LEB Plata en La Bombonera se fueron al acabar el partido realmente decepcionados. Primero por el increíble arbitraje de la pareja de colegiados, que recordaron a aquel de hace 12 años que sacó de sus casillas a Nico Gianella en los playoffs de ascenso a la ACB. Cinco técnicas en contra del Cintra Plasencia se ‘cascaron’ Alejandro Aranzana y José Valle Iglesias, con descalificante incluida a Mario Álvarez, aparte del desequilibrio de faltas personales de 29-20. Y todo ello a pesar de que el partido transcurría como la seda. O eso es lo que se apreciaba desde la banda.

Pero es que el conjunto placentino también puso de su parte para que la derrota se hiciera inevitable y el marcador se disparara a un demoledor 69-85. Y eso que el Cintra Plasencia dominaba el partido en el minuto 25 por 54-42. Es decir, el parcial de 15-43 en los últimos quince minutos lo dice todo.

El equipo jerteño fue un espejismo de sí mismo en el último cuarto: nervioso, tensionado, sin personalidad, desquiciado y sin un jugador que pusiera orden sobre la pista. Sin un solo hombre que dijera “eh, chicos; si perdemos, que sea por los menos puntos posible, que queda mucha fase de ascenso”. Pues no, en los últimos minutos, con la derrota segura, los jugadores placentinos se dedicaron a cometer faltas para forzar una imposible remontada, más o menos como se suele hacer en ligas regulares. Sin embargo, en estos torneos, la diferencia de puntos es trascendental. Lo único que consiguieron es pasar de una derrota de 8 ó 10 puntos a una demoledora de 16. Toda una losa en lo que queda de fase de ascenso.

Y eso que el partido arrancó realmente bien, con Cardito y Bayle superando en velocidad y ganando la primera renta en el marcador (17-8). Bogdanovic fijaba bien por dentro y Mario Álvarez sacaba a relucir su versatilidad para poner el 27-16 en el tanteo. Incluso, cuando la fluidez ofensiva dio atisbos de agotarse, entró Pedro Blázquez para dar ventaja de ocho al descanso (42-34).

El veterano capitán placentino siguió tirando del carro para poner la máxima en el minuto 25 (54-42). Sin embargo, todo se vino abajo con la cuarta falta persona del Mario Álvarez y su retirada al banquillo. Sin un sustituto de garantías para flanquear las torres levantinas, el Valencia comenzó a reducir distancias, coronándose con un triple sobre la bocina de Company (61-59).

En el último cuarto, el Cintra Plasencia tardó cinco minutos en anotar, demasiada ventaja para que el Valencia se despegara gracias a la calidad de David Guardia y Adriá Duch. Con 61-64, la quinta de Mario Álvarez y su doble técnica llegó el desquicie generalizado del Cintra Plasencia, que dejó transcurrir los últimos minutos como pollo sin cabeza (69-85).

Categoría : , , ,