Pin It

Al Plasencia le faltó calma ante el Portugalete y tendrá que remontar (1-2)

estadio placentino | lunes, junio 04, 2018 |

Karim trata de de superar a su marcador en el partido ante el Portugalete. / EDUARDO RAMOS
UP Plasencia
1
Club Portugalete
2
UP PLASENCIA.
Álex Hernández, Belli (Sergio Sánchez, m.72), Pascu, Edet, Alex Jiménez, Durántez (Luismi, m.46), Pedro Gilarte, Cifu, Iván Henares (Manu Moreira, m.79), Aarón y Karim.
CLUB PORTUGALETE.
Mediavilla, Garmendia, Artabe, Cubería, Moya (Nacho Neira, m.79), Ukerdi, Arbeloa (Bengoetxea, m.52), Gabri Ortega, Bonilla, Chopi (Txaber, m.59) y Josué.
GOLES:

0-1 (m.12): Cubería. 0-2 (m.13): Ukerdi. 1-2 (m.57): Luismi, de penalti.
ÁRBITRO:
Díaz de Mera Escudero (Comité Castellano-Manchego). Expulsó al local Pascu por doble amarilla (m.96) y al visitante Artabe por roja directa (m.55). Amonestó a Durántez, Belli y Cifuentes, de la UP Plasencia; y a Chopi, Cubería, Bengoetxea, Moya, Gabri Ortega y Garmendia, del Portugalete.
INCIDENCIAS:
Estadio Municipal, 2.000 espectadores.















































Juan Carlos Ramos (Hoy) / Plasencia


A todo hay que mirar el lado bueno. A pesar de completar su partido más gris en los últimos tres meses, la UP Plasencia sigue con vida en la fase de ascenso a Segunda B. La derrota en casa por 1-2 hace que las constantes vitales no sean demasiadas altas, pero sigue teniendo en su mano la posibilidad de acceder a la tercera ronda. Eso sí, en el Portugalete no le bastará otra cosa que ofrecer su mejor versión, algo que no hizo este domingo en el Municipal.

Y a pesar del 0-2 en los primeros trece minutos, el Plasencia tuvo ocasiones para completar la remontada. El Portu aprovechó las suyas y la UPP no, pero el debate deber se otro. El equipo placentino fue un flan tras encajar el primero y cuando recibió el segundo -y más adelante cuando jugó con uno más- le faltó calma para madurar la jugada y pausa para encontrar la mejor opción en ataque.

Y eso que la cosa empezó realmente bien, con Aarón cabeceando un saque de esquina en el larguero y con Karim poniendo en jaque a los centrales. Primero, le sobró fuerza al asistir a Pedro Gilarte cuando llegaba solo y luego se echó el balón adelantado cuando se presentaba en el uno contra uno ante Mediavilla.

Y casi a continuación, llegó la debacle. En el 12, el 0-1. La UPP dejó tocar en corto una falta en la frontal, Garmendia centró desde la derecha y Cubería remató picado a la red.

El Plasencia, descompuesto, pedía por un tiempo muerto, pero el Portugalete aprovechó que esto es fútbol. Un minuto después, el 0-2, tras un contragolpe por la zurda conducido por Artabe y Arbeloa. Ukerdi disparó desde la frontal ajustado al palo y puso el segundo para los visitantes.

A partir de ahí, el Portugalete controló a su antojo el tempo del partido. Con Gabri Ortega como epicentro de todas las acciones gualdinegras, la UPP se movió entre las cuerdas como un sparring seminoqueado.

El descanso pedía cambios y los hubo. Luismi entró en lugar de Durántez y Aarón bajó a echar una mano a Pedro Gilarte. Sin embargo, seguía pareciendo que el Portugalete estuviera jugando en La Florida. Pero todo cambió en un suspiro.

Mediavilla le sacó un mano a mano a Karim. El rechace le cayó a Luismi y su disparo, con el meta fuera de sitio, lo sacó Artabe. El juez de línea entendió que con el brazo. Penalti y expulsión. Luismi no perdonó. Quedaba más de media hora por delante.

El Plasencia optó por agitar el incendio en vez de dar calma con la manguera y ese nuevo escenario no le disgustó al Portugalete, que si bien renunció al tercero, sí que gozó de más posesión de la que se le presupone a un equipo con diez.

Las ocasiones locales llegaron a través del corazón y no de la cabeza. Y por eso, a pesar de que algunas fueron muy claras, se fueron al limbo. En el 67, Aarón no supo colocar el pie para embocar su volea. Y en el 81, Pascu lo intentó con un zurdazo lejano que sacó el meta. La pelota fue para Luismi y su intento, con todo a favor, no cogió puerta.

Incluso, en la recta final, los aficionados llegaron a cantar dos goles interruptus. El primero, de Aarón a un saque de esquina que quedó anulado por falta. Y el segundo, cuando Cubería sacó sobre la línea ante Luismi y Karim, en el rechace, chutó a la madera.

El marcador no fue la única noticia negativa para la UPP. Ya en tiempo de descuento, Álex Jiménez se torció el tobillo y apenas pudo acabarlo. Y en la recta final, Pascu se lanzó a la piscina y vio la segunda tarjeta amarilla, por lo que no podría estar en el partido de vuelta.

Categoría : , ,