Header Ads


El Miralvalle suma su primera victoria en medio de una odisea por las goteras (69-49)

Las jugadoras del Miralvalle Plasencia reciben instrucciones durante un tiempo muerto.

Durante años lo padeció el Plasencia Ambroz y este martes le tocó sufrirlo al Miralvalle, en partido aplazado en su día que le midió al ABDA Avilés. Cada vez que llueve en la capital del Jerte, los pabellones quedan impracticables y a las colegiales no les quedó otra que irse hasta Montehermoso, en un encuentro que acabó en victoria casi a la medianoche (69-49).

Las cataratas de La Bombonera, las filtraciones del Pabellón Universitario y la imposibilidad de jugar en el Pabellón Escuela, facultado como escenario para practicar PCR’s, llevó al club a sondear a las localidades próximas. A última hora, el Ayuntamiento de Montehermoso ofreció su recinto.

En cuanto al partido, que supone la primera victoria en la Liga Femenina-2 del Miralvalle, las ventajas siempre correspondieron a las locales, que manejaron el tempo del partido gracias al físico de sus americanas, Princess Aghayere y Stacia Robertson. Las asturianas apoyaron todo su potencial desde el perímetro y eso a duras penas les valió para irse diez abajo al descanso (35-25). En la segunda parte, la victoria acabó por materializarse de forma contundente.

No hay comentarios