Header Ads


El covid-19 en Plasencia obliga a suspender el Extremadura B-UPP

Luismi dirige un entrenamiento de la UPP con la mascarilla puesta. / PALMA

Juan Carlos Ramos / Si el 2020 está siendo malo para todo el mundo, para la UP Plasencia está siendo peor. No solo está teniendo que lidiar con una plaga de lesiones que está diezmando su corta plantilla, ahora también va a tener que afrontar el contagio por covid-19 de varios de sus jugadores. Hasta cuatro futbolistas han dado positivo en sus respectivas PCR, todos asintomáticos a excepción de un caso. El resto del equipo y staff técnico que ha dado negativo guardan cuarentena hasta que dentro de unos días vuelvan a dar negativo.

Lógicamente, a la UPP no le quedó más remedio que solicitar el viernes el aplazamiento del partido de este domingo en el campo del Extremadura B. Una medida que adoptó la Jueza de Competición de la Federación Extremeña de Fútbol este sábado. “Se insta a ambos clubes a que acuerden la celebración del encuentro en la fecha más cercana posible, una vez finalizadas las circunstancias que han impedido su celebración”, dice el comunicado.

El Plasencia, en otro comunicado, reconoce que seguramente también sea aplazado el partido dentro de una semana ante el Coria, “siguiendo las indicaciones y protocolos sanitarios en cuanto a plazos de aislamiento, seguridad y repetición de pruebas”.

En el mismo texto, la directiva placentina insiste en que “el club ha seguido al pie de la letra todos los protocolos establecidos tanto federativos como sanitarios” y pide “respeto, empatía y disculpas a los afectados”.

Luismi Álvarez, entrenador de la UPP, reconoce que la llegada del covid-19 al vestuario placentino hacía imposible su comparecencia en Almendralejo. “No hemos podido entrenar durante toda la semana y para nosotros era muy complicado poder competir, tanto por los jugadores que estaban dando positivo como por los jugadores que estaban confinados. La suspensión es lo más coherente, lo primero es la salud”, decía a Canal Extremadura.

El Plasencia no deja de trabajar y la plantilla se está ejercitando de la mano de su preparador físico, Antonio Frutos, a través de videoconferencia. Una rutina que se extenderá los próximos días hasta que Sanidad dé el visto bueno para la vuelta a los terrenos.

No hay comentarios