Header Ads


El Miralvalle da la sorpresa de la jornada ganando al Celta Zorka (65-57)

Celia Rodríguez bota el balón ante una jugadora gallega.

Juan Carlos Ramos / Victoria de prestigio, la segunda de la temporada. El Miralvalle firmó su mejor partido ante uno de los transatlánticos de la Liga Femenina-2, un Celta Zorka Recalvi diseñado para ascender a la máxima categoría y que llegaba invicto a la categoría. El triunfo placentino no solo fue merecido (65-57), sino que por momentos reflejó un marcador absolutamente llamativo (+18 para las locales) producto del buen papel de unas y la discreta actuación de otras.

El Miralvalle dominó en el tanteo a excepción de dos pequeños oasis en el primer minuto y en y una grieta de juego en el tercer cuarto. Y lo hizo gracias a una salida de juego explosiva, algo que Raúl Pérez había demandado a las suyas en las cuatro primeras jornadas. En el primer parcial, una inspirada Sofía Aínsa desde la línea de 3 dio ventaja de 11 (22-11).

El Celta trató de confiar en el físico de sus dos balcánicas, Maria Davydova y Maja Stamenkovic, en el poste bajo. Stacia Robertson ofreció una lección de compromiso físico para mantenerlas a raya, pero pudo evitar cargarse de faltas. Con 32-28 se llegó al descanso.

Una fuerte salida del Celta le permitió voltear el marcador, pero la irrupción de la MVP local Princess Aghayere y la ‘master-class’ de dirección de juego de Alicia Morales no solo neutralizaron la victoria gallega, sino que encarrilaron la victoria extremeña al final del tercer periodo (51-38).

A pesar de ponerse con +18, momentos de imprecisión en la salida de balón permitieron al Celta poner a solo cuatro puntos a pocos minutos para el final. Pesaron los nervios, pero no lo suficiente como para impedir la sorpresa de la jornada (65-57).

No hay comentarios