Pin It

CRÓNICA. El Ciconia Negra acusó las bajas en Monachil (4-2)

estadio placentino | martes, abril 29, 2014 |

Atlético Monachil
4
CD Ciconia Negra
2
ATLÉTICO MONACHIL:
Ana, Canica, Chipi, Miriam, Inés, Salo, Pixy (Natali, 92'), Vete, Rocío, Nena (Paqui, 83') y Paula (Pili, 74').
CD CICONIA NEGRA:
Adela (P), Minerva, Torralvo, Nelsa, Meri, Tunin, Natalia (Miranda 65’), Andrea, Ruth, Ana y Tiki.
GOLES:
1-0: Rocío (min.1’);  2-0: Pixy (min.40); 3-0: Nena (min. 49); 3-1: Tiki (min.56); 3-2: Tiki (min.71); 4-2: Nena (min.75).
INCIDENCIAS:
Campo Manuel Robles de Moanchil.
















































































































3 PUNTOS
2 PUNTOS
1 PUNTO
Tiki
Andrea
Meri

CD Ciconia Negra / Monachil


Donde no hay... rebusca. Entre lesiones y bajas acumuladas por motivos extradeportivos se presentaba la expedición del Ciconia en Granada con tan sólo 13 jugadoras, que a la postre serían 12 tras confirmarse en el calentamiento que la lesión de Saray la impedía jugar, obligando a alinear a Tunin de titular como jugadora de campo, para no cometer alineación indebida por superación del número de jugadoras del filial. Y a la que se sumaban el estreno de titularidad de Torralvo y Natalia y la reaparición de Miranda ausente en partidos y entrenamientos por una lesión de rodilla desde el mes de noviembre.

A esta inusual convocatoria se sumaban un equipo ya descendido y un rival cuyas opciones de permanencia pasaban por ganar este partido, sí o sí, por lo que se puede calificar como más que digno el partido realizado y la imagen demostrada por las jugadoras en general. Individualemente: Adela en su tónica general de altibajos a lo largo de un encuentro, encajando un gol muy pronto para luego ponerse las pilas con grandes intervenciones alternadas con errores por falta de concentración; Minerva tras un par de fallos en balones largos al inicio del partido asumió la responsabilidad de la defensa y estuvo a buen nivel liderando la zaga; Nelsa mantuvo su regularidad y fue un complemento para Minerva, bien al choque y sin rehuir el contacto; Meri en el lateral izquierdo tardó algunos minutos más que sus compañeras de línea en meterse en el partido y aunque sufrió en el uno contra uno en determinadas fases, estuvo precisa en el golpeo; Torralvo en el lateral derecho jugaba por primera vez un partido completo y se vio emparejada con la mejor jugadora rival, que la superó sin problemas en velocidad; Tunin olvidaría la portería para debutar en la izquierda, y posteriormente en el centro del campo, realizando una primera parte aceptable pero luego se fue del partido; el doble pivote formado sería de lo mejor del Ciconia, con Ruth segura al corte y en el juego en corto y Andrea que estrenaba posición y cuajó una sensacional primera parte, bien posicionada, ganando segundas jugadas y moviendo inteligentemente y con calidad los balones que pasaban por sus pies, en la segunda parte acusó el desgaste y no apareció tanto, en parte por el juego directo desplegado, pero supo dosificarse con buena colocación y siguió siendo una referencia; Natalia por la derecha tuvo varias incorporaciones al ataque en la primera parte pero estuvo superada por el partido, siendo sustituida por Miranda, que reincorporada tras su lesión apenas tuvo participación, rehuyendo el choque y con un juego en largo que no la favoreció; Ana aunque no estuvo acertada con el balón en los pies, peleó los balones aéreos a las rivales y estuvo luchadora en su zona, sobreponiéndose a sus problemas físicos y, por último Tiki que fue la que puso la calidad, respondiendo perfectamente a las funciones encargadas y liberada del trabajo defensivo, demostrando que empieza a encontrar (demasiado tarde para el equipo) su mejor momento de forma, y que la permitiría llegar al Mundial en óptimas condiciones. Adicionalmente Saray, pese a intentarlo, tuvo que retirarse en el calentamiento al no haber superado los problemas en el cuádriceps. Encomiable la ilusión de esta chica que la lleva a meterse 18 horas de autobús “por si acaso”, lo que es muy de agradecer a estas alturas, al igual que al resto de jugadoras desplazadas.

Con todo lo anterior, el partido transcurrió dentro de los cauces habituales: el equipo que no sale metido en el partido y encaja un gol tempranero, motivo de la falta de concentración general, con un primer minuto en el que pese a sacar de centro, la pérdida de balón origina un córner en contra con remate final de cabeza de una jugadora libre de marca, flojo, picado y al centro de la portería, y que supone el primer gol. Dentro de los primeros 10 minutos aún tuvo un par de ocasiones más el Monachil para aumentar la ventaja, con balones largos que la defensa vio pasar por encima pero las jugadoras locales, muy escasas de recursos, tampoco acertaron con la portería. A partir de aquí se igualó el partido, las placentinas despertaron,  ganaron posesión y adelantaron la línea defensiva, permitiendo a Adela hacerse sin problemas con todos los balones largos, alternando intervenciones de mérito cuando las granadinas conseguían disparar entre los tres palos. Una falta lateral de Meri que no encontró puerta y un par de acercamientos al área fue el escaso bagaje ofensivo del Ciconia en esta primera mitad, que en un nuevo desajuste defensivo que obliga a Minerva a salir a tapar la banda derecha permite un 3 contra 1 en el área para batir de cerca Adela que por esta fase del partido se había trasladado nuevamente a vivir debajo del larguero. El primer tiempo se cerraría con una ocasión clarísima para las locales: salida a destiempo de Adela, elevando la delantera el balón y que Minerva se permite el lujo de sacar de chilena en la línea de gol.

El arranque del segundo tiempo sería similar al del partido. Aprietan las locales, encadenan varios córners y tras un centro desde banda derecha, una jugadora recibe sola en el borde del área pequeña para aumentar la ventaja sin mucha oposición. Quizá lo amplio del resultado relajó a las locales, que no respondían a la intensidad que su equipo técnico exigía desde el banquillo, y se pudieron llevar el susto. Poco después, Tiki, que ya había avisado en varias ocasiones de su peligro en velocidad dejando claro que podía con cualquier jugadora rival, gana a las defensoras en un balón largo y mete el pie arriba para tocar ante la salida de la portera rival. Los minutos siguientes fueron de pleno dominio del Ciconia Negra, buscando a Tiki que caía en banda izquierda y se iba de cuantas jugadoras le salían al paso, que únicamente eran capaces de frenarla con faltas, pero a la que no cazaron en el minuto 71, cuando deja atrás a 2 jugadoras y de disparo cruzado marcaba el segundo para ajustar el marcador. Cundió el pánico en las locales, y más cuando dos minutos después, con todo el ataque placentino encomendado a la calidad de Tiki, se marcha de dos jugadoras en el área, y es derribada en el área pequeña por una defensora, cometiendo un penalti clarísimo a pesar de que llega a tocar balón. El colegiado no quiso saber nada de la jugada, y la contra posterior supuso el definitivo 4-2.

El equipo, aunque no se jugaba nada, tiró de orgullo para acortar diferencias, y lo tuvo en una falta al borde del área (cómo no, cometida sobre Tiki de nuevo) que Andrea estrellaba en el larguero. El Monachil pudo también ampliar su ventaja en las contras que dispuso, donde Adela llegó a evitar hasta 3 clarísimas ocasiones.

Se pone así fin los desplazamientos en segunda división, iniciados con el viaje a Ceuta en el mes de septiembre, a falta del último partido en casa el próximo sábado ante el ya campeón del grupo, el Sta. Teresa de Badajoz, inmerso en la preparación de la inminente fase de ascenso.

Categoría : , , , ,