Pin It

3ªD. El Plasencia se deja puntos en Azuaga, pero recupera su fortaleza defensiva (0-0)

estadio placentino | domingo, enero 07, 2018 |

Alberto Núñez estrenó brazalete de capitán ante la suplencia de Luismi.
CD Azuaga
0
UP Plasencia
0
CD AZUAGA.
Fuentes, Pildo, Porriño, Francis, Mansilla, Mogollón (Mario Tomé, m.80), Kiko, Puyi (Neftalí, m.80), Troiteiro, Juan Germán y Kike Roldán.
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Caco, Belli, Jonás Basso, Álex Jiménez, Durántez, Alberto Núñez (Manu Moreira, m.57), Cifu (Luismi, m.85), Iván Henares, Aarón y Karim (Javi Casero, m.57).
GOLES:
ÁRBITRO:
Miranda Bolaños. Mostró tarjetas amarillas a Puyi y Juan Germán, del Azuaga; y a Belli, de la UP Plasencia.
INCIDENCIAS:
Municipal, 450 espectadores.


















































Juan Carlos Ramos / Azuaga


Lo que son las cosas. Antes del parón de liga había una enorme preocupación sobre las prestaciones que ofrecía la línea de atrás de la UP Plasencia; un partido después de la reanudación de la competición, el desasosiego lo despierta el área de creación y de definición.

En Azuaga, Sergio Moyà estrenó titularidad en liga y, al igual que en la Copa Federación, volvió a ser solvente. Apenas le tiraron entre los tres palos, pero se mostró muy seguro en balones aéreos. Coincidencia o no, volvió a mantener la portería a cero seis jornadas después.

En ello también influyó el espectacular debut que firmó el argentino Jonás Basso en el eje de la zaga, impecable en la marca, en la anticipación y en la lectura de juego. Más desapercibido pasó su compatriota Jose Belliengi, aunque en su descargo hay que decir que tuvo que jugar en el lateral contrario al que se desenvuelve con normalidad a causa de la sanción de Pascu.

Tras las lesiones que azotaron la zaga semanas atrás, se puede decir que la defensa ha recuperado toda la credibilidad.

Sin embargo, la falta de estabilidad ahora llega de medio campo hacia adelante. Es posible que Amine no vuelva a ponerse la blanquinegra y Karim ha pedido la carta de libertad para marcharse a otro equipo. El club no le quiere dejar salir, al menos gratuitamente.

El africano no moja desde hace cinco partidos y el staff técnico entiende que no tiene la cabeza dentro del campo ni tampoco el compromiso necesario. En Azuaga no hubiera sido titular si no fuera porque Luismi estuvo enfermo la noche anterior. Aun así, fue sustituido en el inicio de la segunda mitad cuando su rendimiento seguía sin mejorar.

En cuanto a Amine, al que también le reprochan falta de compromiso, lo peor de todo es que en la plantilla no hay un jugador con su perfil de todocampista. Alberto Núñez está llamado a ocupar su rol, pero le falta dar un golpe en la mesa; el otro elegido es Pedro Gilarte, que ha gustado cuando ha jugado por dentro.

En cuanto al partido, el choque fue de ida y vuelta, con constantes llegadas, pero tanto en uno como en otro equipo faltó el jugador que filtrara el último pase. Por parte local, la más clara la tuvo Mogollón en el minuto 11, pero Jonás Basso le barrió el balón cuando se disponía a dar el pase de la muerte. Por parte visitante, la más clara llegó casi al final, tras una jugada trenzada y un último pase de Aarón desde línea de fondo a boca de gol que no encontró a Luismi.

Con la salida de Karim del campo, Pastelero probó con Javi Casero de delantero centro y Manu Moreira de enganche, para dar opción a Aarón de entrar más en contacto con el balón. El guion varió poco y el reparto de puntos fue bastante justo.

No entraba dentro de los planes reforzar la delantera, pero ante la posible estampida de Karim reforzar esa línea se hace más que necesario. Un balance de 270 minutos sin ver puerta (dos de liga y una de Copa) es bastante sintomático.

A pesar de dejarse dos puntos en lo que era la salida más complicada en lo que queda de liga, la UPP sigue a nueve puntos del primer puesto después de la derrota del Moralo ante el Diocesano.

Categoría : , ,