Pin It

CRÓNICA. La UP Plasencia demuestra que la unión hace la fuerza (1-0)

Estadio Norte | domingo, febrero 10, 2019 |

Los jugadores celebraron de esta forma el 1-0 de Aarón ante el Olivenza. / JESÚS GARCÍA / EDUARDO RAMOS
UP Plasencia
1
Olivenza FC
0
UP PLASENCIA.
Sergio Moya, Belli, Edet, Álvaro Juanals, Pedro Gilarte, Pablo Bueno, Manu Moreira, Borja Encada (Pedro Blanco, m.75), Javi López (Luismi Redondo, m.65), Aarón y Kofi (Carlos Valverde, m.89).
OLIVENZA FC.
Ciga, Alberto (Borja Sánchez, m.69), Juampe, Javi Mañas, Pecas, Capa, Emilio Tienza, Juanjo (Pedro, m.80), Troiteiro, Álex (Silva, m.61) y Borja Romero.
GOLES:

1-0 (m.86): Aarón.
ÁRBITRO:
Carlos Agraz Díaz. Mostró tarjetas amarillas a Pablo Bueno, Javi López, Kofi y Aarón, de la UP Plasencia; y a Capa, Borja Romero, Ciga, Emilio Tienza, Juanjo, Juanga y Pedro, del Olivenza. Ya en el descuento expulsó al visitante Borja Sánchez y al técnico Luismi y Fede Tobler, ambos del banquillo local.
INCIDENCIAS:
Estadio Municipal, 700 espectadores.




















Juan Carlos Ramos / Plasencia


Hacía 18 jornadas que el Plasencia no pisaba zona de playoff, casi toda una vuelta de campeonato. La última vez que transitó en zona noble tuvo lugar el 30 de septiembre, cuando se impuso por la mínima al Azuaga. En realidad, solo ha estado esa semana entre los cuatro mejores. Un cuarto puesto que compartió en su día con el Aceuchal.

Y cuando todo estaba en contra, con la salida de cuatro titularísimos, la UP Plasencia regresa a la zona de playoff tras imponerse al Olivenza (1-0). Y ahora, no comparte esa posición con ningún otro equipo. Tiene más carencias que hace cuatro meses y medio, pero ahora tiene más unidad que nunca. Los malos momentos han hecho fuerte al vestuario.

Ante el Olivenza no hizo un buen partido. Enfrente se encontró a un equipo muy bien plantado, con una defensa de cinco prácticamente impenetrable. En esa ecuación, la constante invariable: la impracticabilidad del tapete placentino. Algo que ya no merece la pena ni mencionar.

El Plasencia salió dominando, pero le costaba triangular en el balcón del área y buscar las mejores soluciones a las jugada. Sin embargo, fue en los primeros veinte minutos cuando más mordiente llevó arriba. Primero, Luismi Redondo no acertó a rematar casi a bocajarro; luego, Kofi mandó un zapatazo pegado al poste; casi seguido, el delantero ghanés no encajó en portería un centro al primer palo de Aarón; y finalmente, Manu Moreira obligó a lucirse a Ciga tras un golpe franco que iba a la escuadra.

A partir de ahí, y solo habían transcurrido veinte minutos, ya no hubo más ocasiones de gol hasta que Aarón encontró la red en el 86.

El Olivenza ahogó al Plasencia en la línea de creación y la defensa de cinco se mostraba infranqueable para Aarón y Kofi. Hizo sentirse muy incómodo al Plasencia, que ya en la segunda parte dio sensación de romperse. A los oliventinos les faltó ambición para buscar una contra.

Y entonces, a cuatro para el final, llegó la mejor jugada local. Manu Moreira pasó en largo a la carrera de Kofi y éste puso un caramelo a la incorporación de Aarón para que marcara ante un Ciga huérfano (1-0).

Se desató la locura en las gradas y los nervios sobre el césped, sobre todo cuando Borja Sánchez pisó a Pedro Blanco en tiempo de descuento. Tangana que se saldó con tres expulsados: el propio Borja Sánchez y, del banquillo local, Fede Tobler y el técnico Luismi Álvarez, aparentemente por hacer observaciones al colegiado.

Categoría : , ,